(Photo: iStock)

Te pasa algo bueno y no demuestras tu felicidad. Quieres a alguien y no puedes expresarlo. Éstas son situaciones comunes para las personas alexitímicas.

No es que la gente que lo padece no sienta, sino que debido a su condición -conocida como alexitimia– es incapaz de reconocer y ponerle nombre a sus emociones. 

Recomendamos: Marc Brackett: “El negocio es tomarse la inteligencia emocional muy en serio”

Personas distantes, rígidas, que no les gusta estar en contacto con los demás y sin sentido del humor, debido a que no entienden el sarcasmo o el doble sentido, suelen ser algunas de las características del perfil del alexitímico, de acuerdo con la psicoterapeuta Fernanda Góngora

Se calcula que alrededor del 10 % de la población mundial -unos 730 millones de personas- tienen dificultades para manifestar sus emociones, de acuerdo con la Sociedad Española de Neurología.

De ese porcentaje, 8 % de la incapacidad es padecida por hombres y 2 % en mujeres.

“Hay muchas personas que tienen alexitimia y no están diagnosticadas. Quienes las rodean se toman personal la actitud de poca empatía o de ser una persona fría. Es muy difícil ser pareja de una persona así porque al paso del tiempo es muy difícil para la pareja no recibir ni ver una respuesta de regreso emocional. Es algo que se puede trabajar en terapia de pareja e individual”, indicó Góngora en entrevista con Tec Review.

Los alexitímicos y la gente que los rodea

Son los amigos, familia o pareja quienes usualmente pueden alertarle a la persona sobre su condición tras percatarse de sus respuestas a diversas situaciones en las que resultó muy frío, indiferente o que no tuvo ninguna reacción. 

“Para quien lo padece, la vida es así y esas reacciones son lo normal. Es el otro, el entorno, quien se los hace notar en la mayoría de los casos”, indicó Góngora.

Los obstáculos que enfrentan las personas con este padecimiento se dan principalmente en sus relaciones sociales debido a que les cuesta interactuar con otras personas, prefieren aislarse y se sienten mejor estando solos que en compañía. 

“Esta parte es muy dolorosa porque los alexitímicos son personas muy solas. No todo el mundo se va a detener a ver cuál es su situación, por lo que también las personas a su alrededor los aíslan porque los consideran personas cerradas o aburridas. Muchos de los que padecen este trastorno terminan en depresión o somatizando las emociones porque no pueden expresarlas”, añadió Góngora.

Te puede interesar: La telepsicología aumenta durante la pandemia de Covid-19

¿Desorden emocional o una lesión neurológica?

La psicología considera que esta conducta se debe a un desorden de aprendizaje emocional, aunque también puede ser un problema fisiológico debido a que las estructuras cerebrales relacionadas con el procesamiento emocional no se desarrollaron de forma adecuada o la persona tuvo una lesión debido a una embolia o tumor en el córtex frontal, una región relevante a la hora de identificar y expresar emociones.

De acuerdo con Góngora, cuando la alexitimia proviene de un daño fisiológico puede tratarse con medicamentos, pero cuando es un problema de aprendizaje emocional, puede manejarse en terapia. 

La psicoterapeuta asegura que en la alexitimia existen en diversos grados y, en su nivel más desarrollado, puede formar parte del espectro de patologías del autismo, como el Síndrome de Asperger.

“Cuando una alexitimia no es tan profunda se puede ayudar a reconectar con las emociones por medio de terapia, aunque son procesos largos. Tienen que describir lo que sienten cuando se les da una buena noticia y lo que sienten físicamente cuando eso pasa así la empiezan a relacionar la emoción con un nombre”, aseguró.

Recomendamos: Comprueba si tienes inteligencia emocional alta o baja

Góngora asegura que muchos de los casos pueden ser mal diagnosticados debido a la confusión con Asperger.

Una forma de identificarlo en la infancia es detectar cuando un niño no quiere participar, no socializa, no es empático y no muestra emociones espejo. Al detectar estas conductas deben acudir al neurólogo para detectar si son problemas fisiológicos o si es un caso de falta de aprendizaje emocional.

 

Escucha en nuestro podcast: Hablemos de Salud Mental y checa nuestro sitio en inglés.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre