AFP

AFP –  Nos han dicho que la vitamina C es fundamental en la dieta de una persona pues protege del daño oxidativo por los radicales libres, sin embargo investigadores chilenos demostraron que sirve de combustible para las células tumorales de diferentes tipos de cáncer. 

En este sentido la investigación liderada por la doctora Coralia Rivas de la Universidad de Concepción asegura que desde hace 20 años se están estudiando estas células: “Si se mira desde un contexto de las células, las cancerígenas no saben que es mala, saben que lo necesitan para sobrevivir”, dijo la doctora Rivas.

Recomendamos:Salud de mexicanos está en riesgo por falta de vitamina D

De acuerdo con el estudio publicado en la revista Free Radical Biology and Medicine se han establecido dos formas de vitamina C en el organismo, la oxidada (DHA) que se encuentra en altas concentraciones en ambientes pro oxidantes alrededor de tumores y la reducida que posee la beneficiosa función antioxidante.

¿Qué pasa con las células?

Las células tumorales adquieren este DHA que se encuentra en grandes cantidades a su alrededor, lo transportan a su interior y lo convierten en vitamina C reducida, la molécula que le permite continuar viviendo, dice la investigadora.

Las células tumorales de mama, próstata y leucemia “eran capaces de acumular intracelularmente mucho más vitamina C que las células normales”, revela Rivas. Para la investigadora, este hallazgo es de suma importancia porque significa que la vitamina C está fortaleciendo a las células tumorales y las hace más resistentes a los tratamientos.

“La célula tumoral consume altas cantidades de antioxidante y en este caso es la vitamina C la que se provee para inhibir este medioambiente oxidativo”, dice la investigadora.

Te interesa: Falta de vitamina D eleva riesgo de enfermedades cardiacas

Estudios ya apuntaban a que la vitamina C “inhibe en cierto modo” los tratamientos de quimio y radioterapia, la cual es el siguiente paso es “poder inhibir la captación de este transportador de vitamina C que está ubicado en la mitocondria”, orgánulo donde se genera la energía que necesitan las células para sobrevivir, duplicarse y llevar a cabo todas las funciones.

La investigación destaca que la clave de la sobrevivencia de diferentes tipos de cáncer no solo estaría en la capacidad aumentada de los tumores de adquirir la forma oxidada de la vitamina C, sino en otro elemento clave el cual es la presencia de un transportador de vitamina C mitocondrial denominado SVCT2 que sería el “vehículo” que permitirá a la mitocondria del tumor trasladar la vitamina a su interior y de esa forma evitar su propia muerte.

Lee: Tec estudia rol de vitamina D en tratamiento de hipertensión

Next step

La investigadora asegura que se debe desarrollar la metodología para llevar a cabo las investigaciones, pero para ello se necesita financiación de alguna empresa farmacéutica nacional o internacional.

Además, la investigadora alerta que no se debe “dejar de tomar vitamina C bajo ninguna circunstancia”, porque no solo previene el escorbuto, sino que es esencial para la energía celular, la fabricación de colágeno, la síntesis de neurotransmisores, mejora la absorción del hierro, regenera otros antioxidantes como la vitamina E, y contribuye al sistema inmunológico.

Lee más: Los 6 ‘súper poderes’ de la mandarina

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre