AFP

Ya está listo el explorador Mars 2020 que viajará a Marte el próximo año para buscar indicios de vida en ese planeta pero también para preparar el terreno de futuras misiones tripuladas.

El rover tiene el tamaño aproximado de un automóvil y se construyó en una habitación esterilizada del Jet Propulsion Laboratory de Pasadena, cerca de Los Angeles, en California, donde se realizó una prueba exitosa del sistema de conducción.

De acuerdo con el calendario, el lanzamiento tendrá lugar en julio desde Cabo Cañaveral y se prevé su llegada a Marte siete meses después, aproximadamente en febrero de 2021, con lo que se convertiría en el quinto aparato terrestre en la superficie marciana.

AFP

El explorador llevará 23 cámaras y dos ‘oídos’ que le permitirán escuchar el viento marciano, y láseres que utilizará para análisis químicos. Además cuenta con brazos articulados de casi dos metros y un taladro para perforar y abrir piedras en los sitios donde, se presume, hay condiciones para la vida.

Matt Wallace, subdirector de la misión, explicó a la AFP que buscan antigua vida microbiana. “Estamos hablando de hace miles de millones de años en Marte, cuando el planeta era mucho más parecido a la Tierra”.

Como el Curiosity, el rover tiene seis ruedas que le permitirán moverse en el terreno rocoso. Cada día marciano podrá desplazarse alrededor de 180 metros. Los sistemas del Mars 2020 obtendrán energía de un reactor nuclear en miniatura.

Todas las muestras que recoja Mars 2020 se conservarán en tubos herméticamente sellados que permanecerán en la superficie hasta que una misión pueda traerlos a la Tierra, lo cual podría ocurrir en 2026.

AFP/NASA

Para incrementar las posibilidades de encontrar rastros de vida, el explorador llegará a Jezero, un cráter de aproximadamente 50 kilómetros de diámetro que alguna vez fuera un lago de 450 metros de profundidad y donde presuntamente conectaba una red de ríos hace más de 3,500 millones de años.

Además de encontrar antiguas moléculas orgánicas los científicos confían que el equipo del Mars 2020 permita crear oxígeno que podría utilizar la primera misión tripulada lo mismo en su estancia en Marte como durante el viaje de regreso.

La presentación del vehículo de la NASA ocurrió casi de manera simultánea al lanzamiento de un cohete chino, primer paso para la misión que planea lanzar Pekín también el próximo año.

Con información de la AFP.

También te puede interesar:

Presentan diseños finales para casas en la Luna y en Marte

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre