PHDTalks
Lucía Rodríguez en PHD Talks (Foto: Tomada de PHDTalks en Youtube)

Durante sus investigaciones, a Lucía Rodríguez Aceves, doctora en ciencias administrativas del Tec de Monterrey, se le ocurrió que podía difundir el trabajo científico de manera amigable. “Queríamos que el acceso a la ciencia llegue a más personas. Que fuera más sexy, más accesible”, cuenta en entrevista telefónica para Tec Review.

El formato que eligió fue el video. Así inició PhD Talks, una plataforma que permite a cualquier investigador difundir su trabajo. Lo que empezó como una ventana a los trabajos científicos de diversos académicos, ahora también es un apoyo a las clases de los profesores.

El doble reto de ser joven mexicano y emprendedor

Pocos investigadores y poca difusión

Aunque hace cuatro años comenzó a entender la necesidad de darle visibilidad a la investigación de otros científicos, PhD Talks lleva dos años de trabajo. “Quienes hacen investigación dedican mucho tiempo, esfuerzo y su vida a generar conocimiento que sea valioso para toda para la sociedad”, destaca Rodríguez.

Pese al enorme esfuerzo y sacrificio que implica la investigación científica, también demanda mucha atención de los científicos, a veces no tiene visibilidad. “Este conocimiento se queda guardado en alguna base de datos muy especializada, que son costosas. Solamente algunas personas tienen acceso a ellas”, lamenta la académica.

La falta de difusión fue la oportunidad que Rodríguez y Gabriel Valerio, profesor investigador del Tec de Monterrey, usaron como motivación para sacar a la luz el conocimiento.

“En muchas ocasiones, ese conocimiento se queda ahí, para un grupo muy pequeño. No nada más pasa en México, hablo a nivel mundial”, dice Rodríguez. En PhD Talks se abre el micrófono y la imagen a temas de oftalmología, economía, software, emprendimiento, monitoreo volcánico, sustentabilidad, biología y muchos otros.

De acuerdo con datos del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) a 2018, solo se tenía registro de 28,578 investigadores. Japón, un país con un número de habitantes similar a México, en 2013 tenía 892,000 investigadores, según Euraxess.

En nuestro país, las publicaciones de artículos científicos no superan los 100 por cada millón de habitantes, aproximadamente, según datos de la Unesco a 2013. Miguel Alcubierre, físico teórico mexicano, reconoce que la falta de científicos es un problema latente en el país

“En 1950, Corea del Sur era un país tan pobre como México o más. Tuvo una guerra terrible, la gente se moría de hambre. Casi no sabía ni leer. Hoy en día, Corea del Sur es una potencia tecnológica mundial. ¿Qué hicieron? Invirtieron en ciencia, y nosotros en 50 años seguimos igual”, apunta el científico.

Recomendamos: María José Acosta, la alumna del Tec que se une a la iniciativa de género de la ONU

Manos a la obra

Con el problema identificado y mucho entusiasmo, Rodríguez y Valerio fueron sumando talento a su equipo. Las primeras grabaciones empezaron con los recursos del Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología de Jalisco.

Con ese fondo y el apoyo de Chocolat UX, una agencia de desarrollo de software, comenzaron las primeras versiones formales de la plataforma. Para optimizar sus recursos, una vez que encontraban investigadores dispuestos a participar con sus trabajos, se invitaba a otros de la zona para tener más testimonios.

“Les pedíamos invitar a tres o cuatro colegas suyos para que tuviéramos más testimoniales. Así estuvimos yendo a México, a Monterrey, a León. Al inicio nos costó mucho trabajo tener esos videos. Pero era muy gratificante porque conocimos a mucha gente interesante y los lugares donde laboran”, cuenta Rodríguez, quien vive actualmente en Zapopan.

Aunque Valerio ya no está directamente en PhD Talks, su trabajo quedó plasmado en la plataforma. Él es miembro fundador y Rodríguez agradece su entusiasmo con el proyecto. En tanto, Rubén Valencia, dueño de Chocolat UX y socio de PhD Talks, estudia un posdoctorado en Montreal. Y Noemí Sanabria es la encargada de la edición y arte en los videos.

“Fui afortunada de encontrármelos en el camino. Aman los contenidos científicos valiosos, confiables, como los que tenemos en la plataforma”, dice la académica.

3 retos en la divulgación científica

Como no todo es color de rosa en la ciencia, Rodríguez y su equipo siguen enfrentando diversos retos. Principalmente, la falta de recursos.

“Todavía no hemos encontrado una forma de hacer este proyecto autosustentable. Lo estamos manteniendo de nuestras bolsas. Y no es algo de lo que nos arrepintamos ninguno del equipo, pero es un reto”, señala.

La generación de contenido es el segundo desafío, pues encontrar y difundir información que sea confiable y valiosa lleva tiempo. “Todos los investigadores estamos ocupados. El tiempo disponible para hacer investigación ¡es para hacer investigación! La parte de divulgación la descuidamos un poquito”, explica la académica. Esta situación es muy común entre los científicos pues deben cumplir con indicadores en sus diversos institutos.

Definir el rumbo hacia el futuro y analizar nuevas oportunidades es otro desafío que enfrenta el equipo de PhD Talks.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre