Ilustración Oldemar González

Franco Arturo Canseco ideó una columna vertebral robótica y un desalinizador solar antes de cumplir seis años. A los siete generó el boceto de una banda neutónica que ayuda a las personas a dormir. Con este proyecto, en julio de 2019 consiguió una inversión de 2.5 millones de pesos en el programa de emprendimiento Shark Thank México.

Finalmente, en febrero pasado, lanzó la preventa de su producto. El pequeño, originario de La Paz, Baja California Sur, esperaba vender 100 unidades en un fin de semana y las comercializó en un solo día.

Este emprendedor de 11 años es parte de una nueva generación de niños en México que están expuestos, tanto en la escuela como en su casa, a varios estímulos dirigidos a desarrollar sus habilidades emprendedoras, explica Mildred Berrelleza, directora regional del Departamento Académico de Emprendimiento Región Centro del Tec de Monterrey.

“El emprendimiento viene desde casa al generar en nuestros hijos la resolución de problemas, al enseñarles a que los resuelvan de maneras distintas. Y, por otro lado, se ha profundizado con algunas instituciones educativas que han puesto mucho énfasis en que los niños puedan tener programas de emprendimiento que les enseñe el valor del trabajo y el dinero, así como la resolución de problemáticas”, agrega Berrelleza.

Desde pequeño, Franco Arturo ha tenido la inquietud de inventar soluciones y siempre ha contado con el apoyo de sus padres. “Lo que hicimos fue acercarle las herramientas. Todos los niños son creativos por naturaleza, pero hay que aproximarles los instrumentos para que puedan desarrollar la creatividad y motivarlos a mejorar una idea y fortalecerla”, dice Érika Rodríguez, mamá del emprendedor.

Para crear la banda neutónica, ideada una noche de insomnio, Franco Arturo investigó durante tres años y habló con médicos especialistas. Incluso, sus padres lo incentivaron a participar en concursos de innovación para que su propuesta no se quedara en un cajón. Con la banda neutónica participó en una de estas competencias y quedó en séptimo lugar, eso lo motivó a mejorarla hasta llegar al producto que es ahora.

Escuela emprendedora

Con la idea de incentivar la creatividad, la autosuficiencia y la iniciativa personal en los niños, la Escuela de Negocios del Tec de Monterrey Campus Querétaro creó el programa Escuela Emprendedora. Esta iniciativa, puesta en marcha en conjunto con la Unidad de Servicios para la Educación Básica de la entidad, desarrolla competencias de valor en estudiantes de entre seis y 12 años de primarias públicas.

“La razón de ser de este programa es desarrollar un espíritu emprendedor con esas competencias que les van a servir en su vida profesional y personal”, afirma Romain Pouzou, director regional de Emprendimiento Social Innovador Región Centro del Tec.

La incorporación generalizada de educación emprendedora, que abarque conocimientos y habilidades, en los programas educativos de nivel primaria y secundaria ha sido un tema prioritario en la agenda global desde, al menos, hace una década. “La exposición a la formación emprendedora a lo largo de la vida de aprendizaje del individuo, comenzando desde la juventud pasando por la edad adulta hasta la educación superior –además de llegar a aquellos que están excluidos económica y socialmente- es imprescindible”, reportó en 2009 la Iniciativa Global de Educación del Foro Económico Mundial.

La Escuela Emprendedora trabaja para desarrollar en los estudiantes nueve competencias fundamentales, entre ellas la autoconfianza, la persistencia y la tolerancia al fracaso. Los profesores involucrados en el programa identifican cambios sustanciales en sus alumnos, quienes muestran más creatividad, construyen sus propias opiniones y son más innovadores. Para no perder estos avances, Pouzou considera importante generar una evolución en el sistema educativo, de manera que los niños egresados de este modelo tengan las herramientas necesarias al pasar a la secundaria para alimentar este terreno fértil.

Escuela Emprendedora ha operado durante dos ciclos escolares. Han participado 12 profesores del Tec, ocho escuelas públicas de Querétaro con sus 38 profesores y 1,180 alumnos. El plan es que el próximo periodo escolar este programa se extienda a otras ciudades de la región centro del país.

Cómo incentivar el emprendimiento en los niños

  • Genera un ambiente donde el niño se sienta seguro de hablar de sus ideas y sueños.
  • Proponle juegos de simulación financiera y empresarial. Hay diversas opciones en línea.
  • Impúlsalo a buscar soluciones a problemas cotidianos que enfrentan en casa.
  • Estimula su imaginación al preguntarle qué otros usos puede darle a objetos comunes.
  • Invítalos a que usen los dispositivos con moderación y principalmente para resolver dudas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre