Uber

Por Gabriela Chávez

Uber se suma a la oferta de micromovilidad de la Ciudad de México con sus bicicletas eléctricas sin anclaje: JUMP by Uber.

Tras aproximadamente un año de planes ésta oferta comenzará a operar el miércoles 14 de agosto en seis zonas de la ciudad- Polanco, Anzures, Juárez, Condesa, Roma y Cuauhtémoc- con 1,900 unidades. La llegada de JUMP a la Ciudad de México representa la entrada de esta marca a América Latina.

“Con JUMP, Uber suma nueva opción de movilidad en la Ciudad de México, primera en Latinoamérica que tendrá este producto, que reducirá el tiempo que sus habitantes invierten en traslados y el impacto que esto tiene en el medio ambiente”, destacó Gui Telles, director de operaciones de nuevos productos de movilidad de Uber.

Puedes leer: Esto es lo que ahorrarías si cambias tu coche por una bici

JUMP será la segunda oferta de bicicletas eléctricas que tendrá operación en CDMX, a la par de la mexicana Dezba que opera con 900 unidades, también eléctricas y Motum, la tercera firma de bicicletas que obtuvo permiso de la Semovi para operar 2,000 unidades de este tipo de transporte, en la urbe; sin embargo, las de esta última serán mecánicas.

Jump

Las bicicletas de JUMP tendrán un área de operación total de 15 kilómetros cuadrados y su costo será de 10 pesos por desbloqueo más tres pesos por cada minuto del viaje. La disponibilidad de este transporte será de cinco de la mañana a las 12:30 de la noche y contarán con rastreo vía GPS a través de la aplicación de Uber, de acuerdo con información de la firma.

Uber adquirió JUMP en mayo de 2018 por una suma aproximada de 200 millones de dólares y actualmente operan en sitios como San Francisco, California.

¿Cómo y cuánto?

Para que los usuarios puedan comenzar a usar este servicio no deberán de bajar una app distinta si no actualizar su app de Uber y seleccionar bicicleta del menú de Viaje ubicado en la parte superior de la pantalla.

Una vez seleccionado el tipo de viaje, la aplicación, buscará la bici más cercana al usuario para que pueda reservarla y el usuario tiene, desde ese momento, 10 minutos para ir por la unidad y escanear el código QR en ella.

Al concluir su traslado, los usuarios deberán dejar la bicicleta evitando bloquear banquetas o rampas de accesibilidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre