Twitter investiga hackeo masivo y levanta debate de ciberseguridad | iStock
Twitter investiga hackeo masivo y levanta debate de ciberseguridad | iStock

Twitter abrió una investigación sobre el hackeo a cuentas oficiales de políticos, multimillonarios, figuras artísticas y empresas en Estados Unidos.

Entre los afectados están Bill Gates, Elon Musk, Joe Biden, Apple y Uber. El ciberataque registrado el 15 de julio consistió en estafas con criptomonedas. Los mensajes decían a los usuarios que tenían 30 minutos para enviar 1,000 dólares en bitcoins y se les devolvería el doble. Los mensajes fueron –en su gran mayoría– borrados minutos después.

“creemos que fue un ataque tecnológico coordinado por individuos que atacaron con éxito a algunos de nuestros empleados, quienes tenían acceso a nuestros sistemas y herramientas internas”, explicó Twitter.

Te puede interesar: Criptomonedas y blockchain: todo lo que debes saber

Recuento de los daños

El sitio Blockchain.com, que monitorea las transacciones en criptomonedas, publicó que unos 12,580 bitcoins, equivalentes a 116,000 dólares, fueron enviados a la dirección de mail mencionada en los tuits del fraude.

Jack Dorsey, director general de Twitter, calificó como “dura” a la jornada donde enfrentaron los ataques.

“Ha sido una dura jornada para nosotros. Estamos haciendo un diagnóstico y compartiremos todo lo que podamos una vez que entendamos mejor lo que sucedió exactamente”, escribió.

El ataque informático ha despertado alertas en Estados Unidos, debido a que las elecciones presidenciales serán en menos de tres meses. Se espera que la ciberseguridad en redes sociales sea uno de los temas principales en los debates de los candidatos.

La plataforma se han convertido en una herramienta geopolítica esencial, especialmente en tiempos de crisis.

“Para los tomadores de decisiones estadounidenses, Twitter presenta una pequeña paradoja”, dicen Heather Williams y Alexi Drew, autoras de un libro recientemente publicado que trata el lugar de la red social en la diplomacia.

“Por un lado, los tuits de funcionarios del gobierno pueden ayudar a dar forma a la narrativa pública estadounidense. También, proporcionan una mayor compresión de la toma de decisiones de Estados Unidos. Además, reducen la visión errónea de los extranjeros”, escribieron.

Pero, “los tuits pueden aumentar la percepción errónea o sembrar la confusión durante las crisis“, advirtieron las expertas.

Ni la cuenta de Donald Trump, con 83,5 millones de seguidores, ni la de la Casa Blanca fueron atacadas.

En noviembre de 2017, un empleado de Twitter desactivó la cuenta de Trump durante 11 minutos. “Después de eso han puesto mayor protección alrededor de la misma”, dijo el ex jefe de seguridad de Facebook Alex Stamosn a CNBC.

Justo después del hackeo, las acciones de la empresa cayeron en Wall Street en los intercambios electrónicos después del cierre.

Te recomendamos: ¿Cómo serán los hackeos en 2050?

Modus operandi

El tuit que se vio en la cuenta de Elon Musk decía: “¡Feliz miércoles! Le estoy devolviendo bitcoin a todos mis seguidores. Les duplicaré todos los pagos enviados a la dirección Bitcoin que está abajo. ¡Ud. envía 0,1 BTC, yo le devuelvo 0,2 BTC!”

En las cuentas del cofundador de Microsoft Bill Gates, el jefe de Amazon Jeff Bezos, además la del ex alcalde de la ciudad de Nueva York, Mike Bloomberg, también se escribieron mensajes similares.

Los estafadores lograron ingresar a las cuentas de Apple y Uber. También hackearon las empresas de transacción de bitcoins.

(Con información de AFP)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre