Tres tendencias que marcan la llegada de la educación del futuro
Tecnológico de Monterrey

Las calificaciones educativas en términos de lo que buscan los empleadores han evolucionado, debido principalmente a dos factores: a que cada vez hay un mayor suministro de graduados -por el crecimiento de la clase media- y a la necesidad de adquirir nuevas habilidades especialmente impulsada por la tecnología -ya que nos permiten utilizar las máquinas pero también evitar ser suplantados por las mismas-.

Así lo consideró Sean Gallagher, fundador y director ejecutivo del Centro para el Futuro de la Educación Superior y Estrategia de Talento, una unidad de investigación de la universidad Northeastern (Boston, Massachusetts) dedicada a identificar temas y tendencias en la intersección de la educación superior y la industria.

Con estas palabras dio inicio a su conferencia en el marco del Congreso Internacional de Innovación Educativa (CIIE) que se lleva a cabo del 10 al 12 de diciembre en el campus Monterrey del Tecnológico de Monterrey.

Dentro de este panorama, el también orador y autor del libro The Future of University Credentials (El futuro de las credenciales universitarias), explicó algunas de las tendencias que están marcando la llegada de la educación del futuro. Aquí te explicamos algunas de éstas.

Educación híbrida

“Hoy tenemos la educación en línea, la educación en campus y una mezcla. Nuestros estudios indican que muchas personas prefieren ésta última y otros análisis evidencian además que la mezcla o híbrido ofrece mejores resultados al estudiante, al unir lo mejor de dos mundos”, consideró el experto.

Esto significa que tanto las habilidades duras pero en especial las suaves que el estudiante puede adquirir en el campus con prácticas y socialización, por ejemplo, se complementan con las que puede obtener en línea, al tiempo que se trata de un esquema flexible que se ajusta a sus necesidades.

Micro credenciales

“Estamos entrando en la era de las micro credenciales, en donde los títulos son desglosados en partes más pequeñas y se convierten en modulares, es decir, se pueden montar una sobre otra”, comentó Gallagher.

Estas pequeñas partes permiten a la persona adquirir habilidades y conocimientos más especializados, así como complementarlos con otros de diferentes áreas y demostrar sus habilidades suaves, hoy tan importantes como las duras.

Credenciales alternativas

“Las universidades ya las están generando e integrando a sus programas. Una persona que concluye sus estudios obtiene un título o diploma pero también obtiene una serie de certificados e insignias digitales con micro especificaciones de las distintas habilidades y competencias que posee”, detalló el experto.

Estas no sólo validan las micro y macro credenciales sino que, con ellas, genera una suerte de rompecabezas que presenta el conocimiento y habilidades de la persona, además de que hace más fácil el proceso de compartirlas con los empleadores, abriendo nuevas oportunidades al profesionista.

“Considero que estamos en tiempos muy emocionantes, porque esto apenas comienza”, concluyó Sean Gallagher.

Educación no es llenar cerebros de conocimiento, sino transformarlos

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre