Tres preguntas y respuestas sobre la primera imagen de un agujero negro
Telescopio del Horizonte de Sucesos (EHT)

El proyecto internacional Telescopio del Horizonte de Sucesos (EHT) logró obtener la primera imagen de un agujero negro de la historia. Para lograrlo, fue necesario combinar la potencia de ocho radiotelescopios alrededor de nuestro planeta que lo convirtieron en una suerte de telescopio gigante.

Este hito científico, con un agujero negro supermasivo ubicado en la galaxia Messier 87, en la constelación de Virgo, a 500 trillones de kilómetros de nuestro planeta como protagonista, emocionó al  mundo entero, tanto a quienes formar parte de la comunidad científica como al resto. Pero también dejó algunas preguntas entre el público general.

La mexicana Sandra Bustamante, ingeniera en mecatrónica por el Tecnológico de Monterrey y maestra en astrofísica por el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE), fue parte del equipo del EHT en el Gran Telescopio Milimétrico Alfonso Serrano (GTM), ubicado en el estado de Puebla.

La experta respondió en entrevista con Tec Review algunas de estas interrogantes:

¿Por qué no se pudo lograr una imagen como esta antes?

Tiene que ver con el desarrollo de la tecnología, hay avances que hoy tenemos y antes no existían. Pero principalmente tiene que ver con la cantidad de telescopios con la que se cuenta actualmente.

El Telescopio del Horizonte de Sucesos es un proyecto que lleva unos diez años en marcha, y desde las primeras pruebas con sólo tres telescopios los investigadores se dieron cuenta de que necesitaban más potencia. Poco a poco se fueron sumando más al EHT, hasta que en 2017 se tuvieron los suficientes para construir la imagen: ocho.

¿Cómo se generó la imagen?

El método que se usa para unir todos los telescopios se llama interferometría de muy larga base o interferometría de base ancha (VLBI) y consiste en la observación con varios radiotelescopios ubicados en distintas partes de la Tierra trabajando como si fueran un solo radiointerferómetro, gracias a un sistema de grabación que permite procesar después, de forma conjunta, los datos de todos los participantes.

Sólo teniendo un telescopio del tamaño de la Tierra es que se puede alcanzar la resolución necesaria para poder distinguir un objeto como este agujero negro. Las señales que los telescopios generaron se ingresan a supercomputadores que los combinan. Finalmente se analiza el resultado y se empieza a recrear la imagen.

¿Por qué es relevante este logro para la ciencia?

Primero, porque demostró que al fin tenemos la tecnología necesaria para  observar agujeros negros. Segundo, porque nos permite comprobar que las teorías científicas que se tenían hasta el momento sobre cómo es un agujero negro son correctas, así como que es lo más probable que se pudiera encontrar al centro de las galaxias.

Los estudios que se habían hecho anteriormente ya habían dicho ‘esto es lo que está pasando y esto solo se puede explicar si hay un agujero negro’ pero nunca se había visto realmente.

Otro punto muy importante es que hace un siglo Albert Einstein, en la Teoría General de la Relatividad, predijo que si viéramos un agujero negro sería el horizonte de eventos, que es el punto donde la luz ya no puede escapar, por lo que se podría observar una zona oscura con un disco luminoso alrededor, y eso es justo lo que vemos en la imagen.

Con miras al futuro, esta imagen puede crear toda una nueva área dentro de la astronomía, pues ahora vamos a poder estudiar la dinámica y todas las propiedades físicas directamente de un agujero negro.

Conoce más sobre Sandra Bustamante y este hito aquí.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre