iStock

Los restos de aproximadamente 60 mamuts fueron encontrados la semana pasada en Santa Lucía, Estado de México, durante los trabajos de construcción y acondicionamiento del Aeropuerto Internacional “General Felipe Ángeles”.

A pocos días del hallazgo, ya hay solicitudes en la plataforma Change.org para detener las obras y que la zona sea declarada patrimonio cultural, así como para repartir algunos de los esqueletos en diversos museos del país.

Felisa Aguilar, presidenta del Consejo de Paleontología del Instituto Nacional de Antropología (INAH), cuenta a Tec Review el proceso que seguirán las piezas y lo que se conoce de esta especie de mamuts.

¿A qué especie de mamut corresponden los restos?

Al Mammuthus columbi, que fue una especie que tenía un peso entre ocho y 10 toneladas y que vivió en Norteamérica durante el Pleistoceno. De acuerdo con el registro fósil en México, se han encontrado restos de esta especie en todo el país, excepto en Yucatán y Tabasco.

Aguilar atribuye el hallazgo en esta zona debido a la cantidad de lagos que había, pero por la fluctuación de los mismos es probable que muchos huesos, piezas y otra fauna existente en la era se encuentren dispersos.

“La gente piensa que se encontraron esqueletos completos y no es así. Cuando los organismos mueren hay diferentes procesos y etapas en las que los esqueletos se dispersan y no siempre los hallamos con todas las piezas articuladas”, indica.

Por el hallazgo, ¿se cancelará la obra?

Ante las dudas acerca de si es posible detener la construcción en las zonas donde estaría la torre de control y las pistas de aterrizaje del aeropuerto, Felisa Aguilar asegura que continuarán en marcha.

“Este hallazgo no es fortuito. En la zona se tiene antecedentes desde los años 50 de la posibilidad de encontrar más megafauna, pero las cantidades sí han sido rebasadas a las estimadas y servirán para recopilar información del pasado de la región”, dice.

Aunado a ello, asegura que la evidencia no permitirá que se detenga la obra, pero lo que sí se puede hacer es una estrategia a detalle para tener un mayor monitoreo de la zona. Esto con el objetivo de que el INAH pueda llevar a cabo la recuperación de las piezas.

¿Qué sigue tras el hallazgo?

El siguiente paso es realizar el salvamento arqueológico, la recopilación de información y un estudio profundo de los restos de los mamuts encontrados. Aguilar cuenta que para llevar a cabo este proceso se creará un equipo interdisciplinario compuesto por paleontólogos, biólogos y restauradores.

Además se propondrán retículas de exploración –pequeñas áreas de excavación controladas– en Santa Lucía para buscar más evidencia ecológica.

Tomada de Facebook/ @patricia.ruizanchondo

Aguilar asegura que este tipo de proyectos de infraestructura, en los que se hacen excavaciones a grandes profundidades, permiten tener una gran recuperación de evidencia más antigua.

Finalmente, la especialista celebró el plan de crear un museo dentro del futuro aeropuerto con algunas de estas piezas encontradas, para que se convierta en un espacio que divulgue los hallazgos y la importancia de los mamuts en el país.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre