Tonatiuh Grasa. Cortesía.

Liliana Corona

¿Imaginas llevar tu talento a otros países? Para Tonatiuh Grasa López su persistencia e interés por la animación lo llevó a una de las ciudades con más desarrollo en esa industria, donde encontró un lugar para seguir su sueño de dar vida a personajes de caricatura.

Tona, como prefiere que lo llamen, trabaja en Rainmaker Entertainment, empresa de animación con sede en Vancouver, Canadá, donde vive desde hace seis años. Estudió la carrera de Arte digital en el Tec de Monterrey campus Estado de México, y ahora da rienda suelta a su mayor pasión que es la creación y desarrollo de personajes de animación.

Gracias a la organización de iLuma Fest, un encuentro de animación, videojuegos y doblaje del Tec de Monterrey campus Puebla, Tona regresó a México para compartir su experiencia en la industria y apoyar con la revisión de los portafolios de los alumnos, brindó un taller y se reunió con los jóvenes de la carrera para compartir consejos sobre el desarrollo universitario y laboral.

Lee: La música sí es el verdadero lenguaje universal

Compartió escenario de conferencias con otros talentos internacionales de la animación y artistas conceptuales como Tim Kaminski, Donglu Yu, Thomas Astruc, Michelle Lin, Angela Sung, Tommy Rojas, Jessica Ángeles, John Nevarez y otros talentos de la industria.

“México ahorita está cambiando, cuando yo salí (de la carrera) casi no había gente mexicana que estuviera trabajando en la industria. Mucha gente trabajaba en cosas más técnicas como modelado, reeling, efectos -no es que efectos no se artístico- pero se requiere un poco más de conocimiento de software, que es lo que nos estaban enseñando en el Tec en ese momento”, dijo en entrevista para Tec Review.

Para continuar con su educación y seguir su pasión creativa, Tona Grasa viajó a Vancouver para ingresar a la Universidad Capilano donde estudió animación comercial. Con esta formación comenzó a abrirse camino en esa ciudad, primero trabajando en un restaurante para solventar sus gastos, y luego obtuvo sus primeras oportunidades en estudios locales.

Las historias de éxito no son una línea recta hacia arriba, están plagadas de altibajos o dudas, y en el caso de Tona no fue la excepción, pues antes de estudiar Arte digital estudió comunicación. En un evento organizado por el Tec, en el que invitaron a miembros de la Universidad Capilano, Tona encontró con mayor claridad su vocación.

Lee: El secreto de la relación entre Trump y Tim Cook que impulsará a 5G

“Cuando estaba en el Tec trajeron a Capilano, conocí a Don Perro -es un señor que se llama ‘Don Perro’-, fue cuando se prendió la chispita, dije ‘eso sí me gusta, eso es lo que quiero hacer’. Entonces le empecé a pedir consejos y a hacer más cosas de las que él me recomendó que hiciera pero no era mi plan irme a estudiar al extranjero en ese momento”, dice Tona.

Seis años después, Tona Grasa atiende el llamado de su alma máter para compartir con las nuevas generaciones de artistas digitales su fórmula para sobrevivir a la industria, para la que creó el acróstico PECHO: pregunta, escucha, consejo, humildad y opinión.

“Todo el mundo tiene su tiempo, no intentes apresurarte”, dice Tona para tratar de calmar las inquietudes de los estudiantes que están por salir de la carrera. “Las adversidades en esta industria están casi siempre en la cabeza de uno mismo con bloqueos como: ‘si no soy suficientemente bueno’”, agrega.

Aunque no es secreto que para que el éxito nos encuentre, debemos trabajar con disciplina. “Hay mucha competencia, tienes que trabajar muy duro y tratar de sobresalir un poquito para que te note la gente de los estudios y las empresas.  Aunque seas muy bueno, siempre va a haber alguien mejor que tú, hay que mantenerse trabajando, tener humildad, aceptar consejos y escuchar a personas que respetes”, explica Tona Grasa de su forma de trabajar.

Así como Tonatiuh Grasa, los alumnos de arte digital pueden encontrar su camino en otros países para experimentar a fondo la industria de la animación, siempre tomando en cuenta que la disciplina en la escuela y el trabajo abren enormes oportunidades de desarrollo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre