Especial

Por: Marisol Rueda

Si tu negocio es disruptivo y tiene gran potencial, pero no consigues capital porque apenas estás en una etapa temprana en la que no tienes elementos para validar que será exitoso, entonces tienes el perfil ideal para TecFounders, el fondo de capital semilla y presemilla del Tec de Monterrey.

El enfoque de este fondo no está en la incubación o en la aceleración, sino en la inyección de inversión para el despegue y desarrollo de proyectos de alumnos, exalumnos y profesores del instituto que tengan una base tecnológica e innovadora, a diferencia de los programas variados que el Tec tiene para startups.

La idea –según explica Daniel Fuentes Izurieta, inversionista asociado de TecFounders– es cerrar la brecha que existe entre las startups que se encuentran en una fase de inmadurez y el momento en el que pueden acceder a capital. Es justamente ahí donde radica la principal ventaja de TecFounders: apostar por proyectos en etapas muy tempranas, donde el riesgo de inversión es elevado, a diferencia de otros fondos que requieren un grado de mayor desarrollo en una startup.

Una labor necesaria

TecFounders nació a mediados de 2018 como respuesta a las dificultades que enfrentan muchos negocios cuando empiezan. “En esta etapa se necesita capital para poder promover o expandir un proyecto, pero la mayoría de inversionistas no se arriesga”, señala Fuentes.

Este fondo les da la oportunidad de crecer a través de recursos más asequibles. “Esto les permite generar un proceso de más ventas e ingresos para después buscar más capital”, agrega. Ello supone un importante apoyo en un país en el que cada mes se abren 35,000 nuevos negocios, de los cuales 75 % no supera los dos años de vida, según datos del Instituto Nacional del Emprendedor.

Los inversionistas no suelen poner capital en las primeras etapas de cualquier startup debido al riesgo que representa un negocio inmaduro, con nulas o pocas ventas. No tienen algo que valide que el proyecto será exitoso o tiene muy pocas cosas para respaldarlo.

De hecho, de los 63 fondos de Venture Capital que existen en México, 46 se enfocan en capital semilla, 14 sólo en etapas tempranas y tres, en etapas de expansión o maduras, según datos de la Asociación Mexicana de Capital Privado. Los principales sectores en los que invierten son: finanzas, con 23 %; salud, 11 %; educación, 8 %, y tecnologías de la información y la comunicación, 8 %.

¿Quiénes son candidatos?

TecFounders, liderado por el presidente del Instituto de Emprendimiento Eugenio Garza Lagüera, Rogelio de los Santos, realizó sus primeras inversiones en julio de 2019, tras terminar el proceso legal para poder liberar los fondos.

Ya tiene, al menos, unos 15 emprendimientos calificados que podrán recibir inversión, como uno que busca mejorar el consumo de energía de las empresas. Para lograrlo, desarrolló una plataforma digital inteligente que permite implementar estrategias

integrales de ahorro de energía y reducir costos.

Otro de los proyectos ofrece una solución sustentable y ecológica a los productos de limpieza e higiene para fábricas industriales, y un tercero emplea drones e inteligencia artificial para mejorar la agricultura de precisión y fomenta la reforestación.

¿Cómo es que TecFounders arriesga en proyectos nuevos? Fuentes afirma que el fondo “invierte poco capital en muchos de ellos para diluir el riesgo de los inversionistas y, al mismo tiempo, promover a estas startups”.

Por ello, los proyectos en los que invierte deben ser muy atractivos, contar con una base tecnológica, potencial y que se encuentren en un mercado creciente, independientemente de que deben tener alguna relación con el ecosistema del Tecnológico de Monterrey, ya sean alumnos, exalumnos o profesores.

Para participar en el proceso entra a www.tecfounders.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre