NSO/NSF/AURA

El Telescopio Solar de Tecnología Avanzada, conocido como telescopio Daniel K. Inouye (DKIST) captó las imágenes más precisas y nunca antes vistas de la superficie del Sol.

Las imágenes compartidas son consideradas por los científicos como el inicio de un estudio de casi 50 años de la estrella más importante de la Tierra.

A medida que la construcción del telescopio de 4 metros termine –en la cima de Haleakala en la isla hawaiana de Maui–, más instrumentos del telescopio comenzarán a conectarse, aumentando su capacidad de arrojar luz sobre el sol activo.

La resolución y sensibilidad únicas de Inouye le permitirán sondear el campo magnético del Sol por primera vez mientras estudia las actividades que impulsan el clima espacial en el vecindario de la Tierra.

Las partículas cargadas que se desprenden del Sol pueden interferir con los satélites mecánicos, las redes eléctricas y la infraestructura de comunicación de la Tierra. 

El nuevo telescopio también profundizará en uno de los misterios solares con más interés: por qué la corona del Sol, o capa externa, es más caliente que su superficie visible.

“Estas son las imágenes y películas de la superficie solar de mayor resolución jamás tomadas”, dijo el director de Inouye, Thomas Rimmele, durante una conferencia de prensa.

También puedes leer: Solar Orbiter será la primera misión que verá los polos del Sol

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre