Las oficinas del Tec están en Monterrey, Nuevo León.

Las oficinas del Tec de Monterrey en Nuevo Sur son unas de las ganadoras de la Obra del Año 2019 en la categoría Interiorismo Corporativo.

Cada año la revista Obras, que edita Grupo Expansión, convoca a sus lectores y a la comunidad arquitectónica del país a postular proyectos arquitectónicos, mismos que son elegidos por un jurado independiente de expertos en arquitectura y la industria.

Este año, las nuevas oficinas del Tec fueron reconocidas por ese grupo selecto de especialistas en el interiorismo corporativo. Entre los que destacan Arturo Bañuelos, Vicepresidente Ejecutivo de JLL y presidente fundador de la Asociación Mexicana de Interiorismo Corporativo; Julián Terminel, director de Atención a la Discapacidad de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y el Arq. Julián Terminel, Gerente general de la Asociación Mexicana de Interiorismo Corporativo.

El máximo reconocimiento a la Obra del Año 2019 lo obtuvo el Palacio de la Música de Mérida, aquí puedes conocer a cada uno de los ganadores por categoría.

Foto: José Longino Torres
¿Cómo es Nuevo Sur?

El diseño interior de estas oficinas del Tec enfrentó algunos retos, pues debía tomar en cuenta dos factores: el campus universitario como tal, con sus necesidades y actividades escolares, y el pensamiento de la institución, destaca la revista Obras.

La obra en Monterrey, Nuevo León, terminó siendo un ejemplo de lo que se puede realizar -en términos arquitectónicos- en espacios colaborativos. Además, la elección de mobiliario, acabados y espacios interactivos, la han convertido también en un referente dentro del campus.

Estas oficinas, en el complejo comercial de Nuevo Sur, fueron inauguradas en 2018 en el que albergan a 1 mil 400 colaboradores de la institución.

Bajo la filosofía de espacios abiertos y flexibles centrados en las personas, las nuevas oficinas son abiertas (sin paredes ni oficinas privadas), coloridas, lúdicas y libres (no hay lugares fijos asignados).

Nuevo Sur, a detalle

Se generaron espacios en los cuales se representó de forma didáctica la ideología de la institución. También se utilizaron elementos arquitectónicos con el fin de establecer un lenguaje creativo y funcional para los usuarios.

El principal reto del proyecto era crear espacios innovadores en los que cada individuo se pudiera desarrollar de manera independiente.

La mayoría de las salas cuenta con sillones y áreas de espera que están conectadas unas con otras, haciendo más fácil la convivencia del personal, aunque también pueden ser espacios privados y aislados.

Foto: José Longino Torres
Espacio de colaboración y vivencia

Para Salvador Alva, presidente del Tec de Monterrey, era incongruente que si la institución busca fomentar en los alumnos la colaboración y creatividad que se requiere en el mundo del siglo XXI, los colaboradores no vivan así también.

El objetivo del Tec, con este tipo de oficinas, es, por lo mismo, crear espacios flexibles centrados en la persona y sus necesidades de colaboración y vivencia, para propiciar la creatividad, la innovación y el desarrollo de competencias, dijo en su inauguración hace un año.

“Todos tenemos la misma misión: transformar vidas por medio de la educación”, expresó Alva, añadiendo que los espacios son solo herramientas para trabajar en ello.

Elsa Romero, directora de Espacios del Tec, asegura que la implementación de este esquema está siendo bien evaluada.

“Lo que le hemos apostado, nos ha funcionado muy bien. La gente se siente muy conectada, muy feliz (…) queremos que las oficinas te inspiren, que siempre tengas presente el Tec”, comentó.

Foto: José Longino Torres

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre