iStock

Por: Samantha Álvarez / Expansión.mx

Si te encuentras atrapado en el ciclo cobro-pago-me acabo el dinero-uso la tarjeta de crédito-me endeudo-cobro no esperes que la quincena te dure y que además te sobre para ahorrar. Expertas en finanzas personales consultadas aseguran que no importa cuánto dinero ganes, si no cambias ese mal hábito financiero vivirás buscando billetes perdidos en tus pantalones y sacos sucios.

De acuerdo con el Índice de Fin de Quincena realizado por la agencia de investigación de mercado De la Riva Group (2016), la quincena les dura a los mexicanos 13.62 días.

Lee: Cinco preguntas que todo millennial tiene sobre el ahorro y las Afores

Adina Chelminsky, especialista en finanzas personales y autora de los libros Cabrona y millonaria y Cabrona al borde de un ataque de nervios, señala que sin duda que la quincena no alcance también se relaciona con los eventos macroeconómicos del país, pero que sobre eso no tenemos control. Así que debemos parar la visión de que la culpa es de otro y comenzar a modificar hábitos. “Influir sobre lo que sí podemos”.

Aquí te presentamos cuatro medidas para que no te ‘quemes’ el dinero antes de que llegue tu siguiente pago.

Fija un presupuesto

Un presupuesto es el registro de tus ingresos y gastos. En él deben existir dos rubros: lo gastos que tienes que hacer de manera obligatoria (gastos fijos) y los que quieres hacer (gastos variables). Designa una cantidad para cada uno, cubre primero los obligatorios y de lo que sobre prioriza en los que quieres gastar y ponles un límite, explica Cecilia Fernández, especialista en finanzas personales de la consultora empresarial Dalia Empower.

“No podemos ir a comer a un restaurante y terminar gastando 20 o 30% más de lo planeado. Y así hacerlo con cada gasto que tengamos”, comenta.

Deja de gastar en cosas que no necesitas ni ocupas

Haz una lista de los gastos fijos que tienes que pagar y depura los que no sean indispensables para tu vida cotidiana. Por ejemplo, esa membresía del gimnasio al que vas una vez al mes, cámbiala por hacer ejercicio al aire libre o cancela el contrato de 108 canales de televisión de paga que nunca ves entre semana, dice Fernández.

Sé prudente antes de comprar

La especialista de Dalia Empower recomienda pensar dos veces (y hasta tres) antes de adquirir un producto o servicio. “Si tienes mucha sed y no puedes esperar a tomar un vaso de agua cuando llegues a tu casa y decides comprar una botella de agua en la tienda, quiere decir no planeaste con anticipación”, comenta. Estos gastos que se hacen por antojo o deseo se repite a diario con la compra de café, bolsa de papas o galletas. Según el portal Cooltura Financiera, te estarían llevando a gastar hasta 25,320 pesos al año entre comida en la calle, bebidas, cooperaciones (limosnas o propinas, pastel en la oficina) transporte privado y restaurantes.

Genera nuevos ingresos

Si el dinero no alcanza, habla con tu familia sobre la manera de establecer nuevos mecanismos laborales que hagan que los ingresos aumenten. “Los tiempos en los que el hombre llevaba el dinero a la casa y las mujeres se queden en casa, ya no son viables. No son esquemas que hagan que te alcance la quincena”, dice Chelminsky.

TE RECOMENDAMOS:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre