Netflix

Si ya viste Black Mirror: Bandersnatch, jugaste con todas las posibilidades de elección que el capítulo te ofrece y crees que las opciones de interacción con el mismo terminan ahí, estás equivocado.

Más allá de poder elegir ‘tu propia aventura’, los creadores de la serie y Netflix se encargaron de esconder dentro del episodio una ‘puerta’ hacia otro contenido con el que el público puede, literalmente, jugar.

Se trata de un sitio web de Tuckersoft Games, el estudio desarrollador de videojuegos que aparece en la historia. Tal página, con todo el estilo de la década de los ochenta, recibe a sus visitantes con la siguiente descripción:

Tuckersoft fue una empresa que desarrolló videojuegos y sorprendió al mundo durante los años 80. Incluso, su propietario los proclamó como el “Motown de los videojuegos”. Alcanzó su éxito gracias a los grandes de la industria Colin Ritman (Metl Hedd, Nohzdyve) y Stefan Butler (Bandersnatch).

Resultado de imagen para Tuckersoft

Dentro de éste sitio, los usuarios pueden conocer más sobre los títulos de la compañía ficticia, como Bandersnatch, Nohzdyve, Metl Hedd o Roachbusters, los cuales, además, hacen referencia a otros capítulos de Black Mirror.

Varios de los links a los videojuegos que aparecen en esta página invitando al usuario a ‘jugar’, simplemente redirige al apartado de la serie dentro de la plataforma de streaming. Sin embargo, existe una demo del juego de Colin Ritman Nohzdyve que realmente se puede descargar y jugar.

Este videojuego, que hace un guiño al capítulo de la tercera temporada Nosedive, consiste en controlar un avatar mientras cae por un abismo sin fondo, tal como lo vimos por unos instantes en Bandersnatch. El objetivo es hacer estallar la mayor cantidad de globos con la cabeza mientras se esquivan obstáculos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre