Muy pronto tu auto sabrá cómo te sientes
iStock

Por Melissa Pérez

El 30% de los empleados de Xerox-Mexicana llegan a trabajar en el transporte de la compañía. Hace más de 20 años, los directivos de la empresa dedicada a la venta de equipos de impresión pusieron en marcha un sistema de traslado exclusivo para sus colaboradores. Cada mañana, sus autobuses esperan a los trabajadores en dos puntos de la Ciudad de México, a la salida de las estaciones del Metro Taxqueña y La Raza, y desde ahí los llevan a sus oficinas ubicadas en la colonia Bosques de las Lomas.

“Los colaboradores que toman la ruta de Taxqueña reducen casi una hora de trayecto. En transporte público tardaban hasta dos horas y 20 minutos en llegar”, asegura Tania Vieyra, médico empresarial de Xerox-Mexicana. La compañía tiene identificados los beneficios: ayuda a que los empleados reduzcan sus gastos de traslado, les otorga más tiempo para sus actividades personales y les permite interactuar con personas de otras áreas de la organización durante el viaje.

Resolver el tema de la movilidad se ha vuelto cada vez más importante para las compañías, principalmente para aquellas que operan en la Zona Metropolitana del Valle de México, donde 58.1% de los trabajadores pasan de 30 minutos a dos horas en el tránsito para llegar a su lugar de trabajo, de acuerdo con la Encuesta de Origen y Destino del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Para solucionar este problema, las firmas no sólo implementan sistemas de transporte exclusivos para sus empleados, sino que también exploran estrategias de carpooling o automóvil compartido.

El equipo directivo de la farmacéutica MSD México apostó por conectar a sus empleados a través de una plataforma para que identifiquen a aquellos que toman una ruta similar a la suya y así puedan compartir vehículo. El programa empezó a operar a principios de mayo. Maricarmen Méndez, directora ejecutiva de recursos humanos de MSD, dice que más del 35% de los colaboradores se han interesado por formar parte de la estrategia.

Olivia Segura, directora de capital humano y cambio organizacional de la consultora KMPG, afirma que estos programas también impactan en la salud emocional de los profesionistas y, por tanto, en su productividad. “Si los colaboradores llegan menos estresados, son más tolerantes ante conflictos o situaciones que tengan que resolver en la oficina”, afirma.

Antes de crear una estrategia de transporte exclusivo o carpooling, los especialistas aconsejan que la compañía realice un trabajo de valoración para determinar qué tipo de beneficio resuelve mejor las necesidades de los colaboradores y el presupuesto que están dispuestos a destinar a estos programas. A continuación, las principales recomendaciones:

Mapea

“El primer paso es saber a qué hora salen, a qué hora entran, a dónde van y de dónde vienen los colaboradores”, dice Carlos García César, socio especialista en estrategias de marketing digital de la firma de consultoría Deloitte.

Generar un mapa de los principales orígenes-destinos de los trabajadores puede ayudar a la organización a tener más claridad de cuántos colaboradores viven en alguna zona específica, cuánto tardan en llegar a la oficina, cuáles son las rutas más viables para implementar un transporte o hacer un estimado de cuántos viajes se pueden reducir si se comparte automóvil.

Soluciona

Tener claro que no todas las organizaciones son capaces de costear un transporte empresarial es fundamental. Si se cuenta con un presupuesto determinado para brindar este beneficio, no es necesario pensarlo demasiado. Existen varias opciones para implementarlo, desde comprar los vehículos hasta contratar el servicio a un tercero. Una vez que se ha decidido, lo siguiente es generar rutas que funcionen para la mayoría.

Y si no se cuenta con un presupuesto para implementar un transporte empresarial —que puede significar una inversión arriba de 1.3 millones de pesos, calculan los expertos—, conectar a los colaboradores que toman una ruta similar puede ser la solución.

Pon las reglas claras

Si decides poner en marcha un transporte exclusivo para tus colaboradores, lo recomendable es generar un manual con las rutas, los horarios de entrada-salida y los lineamientos que ayuden a hacer un buen uso de este beneficio.

Para la estrategia de carpool, Adriana Velasco Rangel, gerente regional de comunicaciones de ManpowerGroup, considera que el primer paso es que todos los colaboradores que entren a esta dinámica estén dispuestos a compartir. Un día puede conducir uno y al siguiente otro, o pueden contribuir con una parte de los gastos del combustible necesario para el trayecto, pero estas son reglas que los colaboradores deben establecer antes.

Acordar puntos de encuentro también es importante pero cumplirlos es vital. Considerar y respetar el tiempo de los otros es una de las reglas de oro para que una estrategia de auto compartido funcione, aseguran los especialistas.

Es el carpooling, ¿la clave para resolver el problema de tránsito en ciudades? Descúbrelo aquí.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre