iStock

La compañía de transporte aeroespacial SpaceX lanzó este miércoles al espacio desde Cabo Cañaveral, en Florida, una nueva tanda de 60 satélites de su proyecto Starlink, con el que busca crear su propia red de internet de alta velocidad a nivel global.

La misión espacial comenzó sin problemas a las 08:16 hora local, aunque posteriormente el dueño de la compañía espacial, Elon Musk, reconoció que durante el vuelo uno de los nueve motores del Falcon 9 falló.

“Se ha apagado antes de tiempo uno de los motores durante el ascenso, pero no ha afectado a la inserción en la órbita. ¡Esto demuestra el valor de tener nueve motores! Necesitaremos seguir investigando antes de la siguiente misión”, indicó el magnate sudafricano y estadounidense en su cuenta de Twitter.

Después del despegue, las dos mitades del carenado del propulsor tenían que ser recuperadas por dos diferentes barcos de la compañía, que se dedica principalmente al transporte aeroespacial de carga para la NASA y otras compañías privadas.

“El lanzamiento de Falcon 9 de hoy fue la segunda vez que SpaceX voló con un carenado de carga completa. Después de aterrizar en el agua, ambas mitades del carenado se recuperaron rápidamente”, explicó la compañía en Twitter.

Lee: Así es como SpaceX y otras firmas satelitales quieren conectar a México     

El objetivo de SpaceX, empresa propiedad de Elon Musk, propietario también de la empresa de vehículos eléctricos Tesla, es crear una constelación de satélites que brinden internet a velocidades parecidas a las de la banda ancha a todo el planeta. La empresa aeroespacial ya había lanzado 300 satélites en cuatro lanzamientos previos y tiene como objetivo crear una red de 12,000 satélites Starlink para ofrecer cobertura global y llegar así a regiones remotas.

En una primera fase, la empresa espera poder dar servicio al norte de Estados Unidos y Canadá este mismo año, para llegar en 2021 a casi todas las regiones pobladas.

Los satélites de este programa orbitan a 550 kilómetros de altitud, una distancia mucho menor que los satélites que ofrecen en estos momentos este servicio, lo que conlleva una velocidad de conexión más baja que la prevista por Starlink.

El empresario calcula que el negocio de internet puede generarles ingresos de 30,000 millones de dólares (mdd) anuales, lejos de los 3,000 mdd que produce actualmente con el transporte de carga.

La inmersión en el mercado de internet de SpaceX tiene como objetivo final financiar la llegada del hombre a Marte, un anhelo de Musk. Para lograr el objetivo, a principios de enero pasado SpaceX realizó con éxito una prueba no tripulada con la cápsula Crew Dragon en su plan para poner en marcha los primeros vuelos comerciales al espacio con humanos.

Con información de EFE.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre