Envato Elements

Las altas temperaturas continúan en la mayor parte de México pero, tengas o no aire acondicionado, puedes evitar el calor con trucos que te permitan mantenerte a ti y a tu hogar frescos. Aquí te compartimos algunos: 

1) Hidrátate

Resultado de imagen para drink water

Esta es una forma sencilla de mantener la temperatura de tu cuerpo baja. Piensa en éste como si fuera un aire acondicionado que necesita de agua fresca —a temperatura ambiente o fría— en lugar de aire. 

Otra opción es comer paletas heladas o granizados. Ni siquiera tienes que gastar, puedes hacerlos tu mismo triturando hielo en la licuadora y añadiendo agua con sabor o jugo, o vertiendo estos líquidos en bandejas para hacer hielo y agregándoles un palito antes de meterlas en el congelador. 

2) Crea espacios refrescantes

Los ventiladores comunes no enfrían mucho, su función es más bien mantener el aire circulando en una habitación. 

Si quieres que realmente refresquen el lugar, en el caso de los ventiladores de piso debes colocarlos estratégicamente en éste, por ejemplo, cerca de una ventana o pasillo para que no solo circule adentro y el aire caliente pueda salir. Para los ventiladores de techo, el consejo es dejar puertas y ventanas abiertas para lograr el mismo efecto. 

3) Aprovecha tu refrigerador

No hablamos de que abras la puerta de tu refrigerador y te sientes frente a él, mucho menos de que intentes meterte, ambas son muy malas ideas. Lo que sí puedes hacer es, por ejemplo, colocar en su interior toallas un poco húmedas que, una vez frías, puedas poner en sobre tu cuerpo en puntos estratégicos para mantenerte fresco. 

RexxS/lifehacker.com

Si quieres conocer más sobre las zonas que debes mantener frías para que tu temperatura corporal baje más rápido, da clic aquí

Otra opción es probar con una técnica ancestral de los egipcios: moja una sábana de tamaño suficiente para cubrir tu cuerpo en agua fría y luego escúrrela lo más que puedas para que quede ligeramente húmeda, pero no empapada. Lo siguiente será que te cubras con ella. 

4) Mantén fuera el calor

Una gran forma de mantener tu casa fresca es evitando que su interior entre en contacto con el Sol y que, cuando la temperatura suba, mantengas el aire caliente fuera. 

Para lograrlo, además del truco de los ventiladores, puedes usar cortinas que bloqueen el calor o películas autoadheribles para ventanas. Si tampoco quieres invertir en ellas, también puedes usar parasoles de automóvil. 

Mantén con ayuda de éstas los rayos del Sol en el exterior de tu hogar y, cuando empiece a bajar la temperatura afuera, quitalas y deja salir así el aire caliente. 

Con información de Gizmodo.

¿Por qué en las ciudades se siente más el calor? Descúbrelo aquí.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre