iStock

Por: Gabriela Chávez

Un smartphone no solo te permite chatear o tomar selfies, también permite hacer cine.

Las capacidades actuales de un teléfono inteligente, y no solo de gama premium, permiten grabar video de calidad apto para la realización de una pieza cinematográfica, como un cortometraje. Sin embargo, a diferencia de lo que conlleva hacer una pieza de cine en formato convencional, este tipo de herramientas bajan el costo de producción, lo cual puede ayudar a democratizar el cine, sobretodo para talentos jóvenes y emergentes.

En países como Estados Unidos y Europa esta tendencia se apuntala ya de varios festivales y escuelas dedicadas al tema mientras que en América Latina, plataformas como Smart Films, han comenzado a apostar por estos formatos.

Lee: ¿Qué tan negativa es la autocorreción en smartphones para nuestros cerebros?

Lucas Jaramillo, director de Smart Films México, advierte que México es el próximo mercado en la región en el que ven potencial para el “cine de bolsillo”, como lo llama, por lo que este 2018 se realizó en el país la primera edición del festival de cine hecho con celulares.

“Muchas personas tienen mucho talento y no tienen una plataforma donde mostrar y gracias a la celular esto se democratiza y se vuelve más fácil. Queremos democratizar lo audiovisual. México fue adecuado a través del cine y creemos que hay mucha sensibilidad de este mercado para crear contenido”, dijo Jaramillo en entrevista con Expansión.

Jaramillo cuenta que en total se registró la participación de 1,800 personas y se recibieron más de 400 trabajos, de los cuales 60 quedaron en la lista final de seleccionados; sus trabajos recibieron reconocimiento y serán transmitidos próximamente en salas de cine y canales de televisión de paga como TNT, para su promoción.

Aunque esta es la primera edición del festival en México, 2018 es el cuarto año que se hace en Colombia, donde surgió, y se han tenido invitados recientes como el cineasta Oliver Stone a participar como jurado en la muestra.

Por si no lo viste: 15% de mexicanos prefiere estar desnudo en público que salir sin su smartphone

Cine de bolsillo rentable

En cuanto al modelo de negocio de este tipo de cine, el directivo dijo que la plataforma está explorando el monetizar los cortometrajes dependiendo del número de visualizaciones o compartidos que tengan en la red, aunque también se consideran esquemas de publicidad inserta en el contenido, o product placement.

“No queremos reemplazar a otros formatos de cine, pero vemos la tendencia. El desarrollo de la plataforma es también un espacio de negocio. En la medida en la que tenga visualizaciones podrías estar recibiendo una retribución peor apenas estamos implementando la plataforma”, dijo en entrevista.

En la edición del festival en México se contó con patrocinio de marcas como Rappi, Movistar y Victoria que formaron parte también de activaciones dentro de los cortos; este modelo se destaca como una recomendación de negocios para las economías creativas- como artes, cine, diseño- un sector que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) catalogó como un mercado de 124,000 millones de dólares a nivel mundial en 2015.

Tras esta primera edición en México, Jaramillo estimó que planean una segunda edición en el país para 2019 y que la tendencia se extienda hacia otras entidades.

TE RECOMENDAMOS:

Tu smartphone puede dañar tus articulaciones

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre