La gente participa en una clase de yoga al aire libre en Toronto, Canadá. Utilizan una burbuja para evitar el contagio de la Covid-19 (Foto: Carlos Osorio / Reuters)

Es el inicio del fin del confinamiento social. Entidades como la Ciudad de México, permitirán esta semana algunas actividades antes consideradas no esenciales y lo mismo ocurre en otros estados. Retomar la cotidianidad implica un reto de salud física, mental y -también- financiera.

Recomendamos: ‘MexiCiencia’ lucha contra el virus de las fake news

Algunas de las recomendaciones para que entrar a la nueva normalidad sea más fácil de asimilar empiezan con el consumo responsable de información, cuenta Diana Gutiérrez, psicoterapeuta de la unidad clínica de Neurociencias Neurometrics.

“Vamos a observar dos escenarios muy distintos: uno es el ‘síndrome de la cabaña’ o el miedo que provoca estar expuestos. Por otro lado, vemos el fenómeno opuesto: salir sin ningún miedo. En ambos escenarios es importante tener información certera y verídica, porque puede ser el factor para tomar este tipo de decisiones”, explica.

Salud mental

El síndrome de la cabaña es un trastorno no tipificado aún en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, conocido como DSM-5 por sus siglas en inglés y número de edición, que usan los profesionales de la salud mental.

Sin embargo, algunos de sus síntomas como la depresión y el miedo de regresar al exterior sí se han presentado en algunos casos durante el aislamiento social, explica Ana Georgina Palma Bermúdez coordinadora del área de psicología de la unidad de neurociencias de Neurometrics.

“Lo que recomiendo es ir encontrando nuestros tiempos, saliendo de a poco hasta donde nosotros nos sintamos capaces. Se debe empezar a afrontar este miedo porque si no, nos controla e incapacita”, señala la especialista en salud mental.

El primer paso para superar estos síntomas es compartirlos con un profesional para obtener la ayuda adecuada.

“A nivel emocional es importante que nos podamos expresar: hay mucha gente viviendo duelos o situaciones muy fuertes. ¿Qué podemos hacer? Expresar lo que sentimos, darle un espacio para que estas emociones, quizás dolorosas, no nos ahoguen”, dice Palma.

Recomendamos: Tu cerebro se niega a creer en el Covid-19 y esta es la razón

Salud física

Si antes de la pandemia no solías hacer ejercicio o tener alguna actividad física de fuerza o aeróbica, no esperes más.

“Cualquier momento es bueno para hacer deporte”, enfatiza Emilio Frech, director del Instituto de Rehabilitación Física del Hospital Zambrano Hellion de TecSalud, quien recomienda incluso empezar por algo simple como subir y bajar escaleras.

Otras opciones sencillas que pueden mejorar nuestra salud física, tanto en cuarentena como una vez que nos incorporemos a la nueva normalidad, son:

  • Ejercicio aeróbico, solo requieres dos metros alrededor tuyo para hacerlos.
  • Hacer estiramientos como los de yoga.
  • Bailar por cinco minutos sin parar.
  • Saltar la cuerda.
  • Practicar videojuegos activos como Let’s Dance, Dance Dance Revolution, Mario Wii Sports, Wii Party, Kinect Adventures y otros.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) tiene un apartado para mantener la salud física y mental en la que promueve esas actividades. También, recomienda levantarse y cambiar de posición cada 30 minutos en caso de estar trabajando desde casa.

Lee: Cómo cuidar tu masa muscular

Finanzas personales

El principio de unas finanzas personales sanas es llevar un registro de todos los ingresos y egresos para hacer un presupuesto que permita afrontar esta crisis económica y las que estén por venir.

“Para que una persona esté preparada económicamente para la próxima pandemia debe tener siempre un Plan B y un Plan C. Algunas formas de lograr la diversificación de nuestros ingresos puede ser poner un negocio o tener una herramienta financiera que nos permita que nuestro dinero se esté incrementando”, recomienda Andrea Serratos, asesor financiero.

Si aún no puedes tener ingresos adicionales a tu actual empleo, una manera de lograr el ahorro que te permita enfrentar contingencias como el desempleo es ahorrar 15% de tus ingresos actuales constantemente.

Serratos señala que lo ideal es que cada persona tenga un fondo de emergencias de hasta seis meses de su sueldo, de cual pueda disponer en casos como esta pandemia.

Algo bueno para aprender durante la pandemia es reducir los ‘gastos hormiga’ y cuidar más a qué destinamos nuestro dinero, señala Francisco Orozco, director del Departamento de Contabilidad y Finanzas del Tec de Monterrey.

“Más allá de la nueva normalidad, vamos a regresar con nuevos hábitos que se adquirieron con el hecho de estar siempre en casa. En estos últimos meses nos hemos acostumbrado a ser más eficientes con el dinero, no tener tantos lujos y excesos con algunos gastos hormiga como las papitas y el refresco”, dice Orozco.

El profesor añade que en internet hay varias plataformas sobre finanzas personales, inversiones y hasta videos de cómo cuidar tu dinero, organizar un presupuesto y realizar una estrategia de ahorro a corto, mediano y largo plazo.

Plataformas como Youtube, Facebook y hasta Twitter tienen opciones con información sobre vehículos de inversión, finanzas personales, seguros y consejos de ahorro.

Tec Review crece: estrena sitio en inglés y podcast. Sigue nuestros contenidos.  

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre