iStock

Por Marisol Rueda

Muchas empresas sólo piensan en aumentar sus ganancias, a costa de lo que sea, y apenas notan que el estrés, las enfermedades, el insomnio o la carga excesiva de trabajo son las causantes de la baja productividad laboral.

Un estudio de Kronos, firma de soluciones en la nube para administración de capital humano, revela que la baja productividad tiene el mayor impacto en los negocios. El agotamiento de los empleados representa 53 % de los casos, después del ausentismo, con 42%.

Esta investigación, realizada en 2017, señala que las empresas no consideran la rotación como consecuencia del agotamiento, y deciden invertir más en reclutar nuevos empleados que en retener al talento.

Puedes leer: 5 factores que limitan el crecimiento de las mipymes en México

La Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos calcula que el estrés podría alcanzar costos superiores al 5 % de la nómina de las compañías: si se sumaran los costos del total de las causas de la baja productividad, las cifras de las pérdidas serían superiores.

La estrategia Bienestar o wellness corporativo es un concepto al que pocas empresas le han prestado atención en México, pero en Estados Unidos y Europa ya lleva más de 30 años implementándose con buenos resultados. Es un plan para impactar positivamente en la calidad de vida de los trabajadores a través de la motivación de hábitos saludables y el cuidado de la salud física, mental y emocional, para elevar la productividad, afirma Marcelo Fernando Vigo, fundador de Nido Bienestar Corporativo.

“Cualquier programa de bienestar corporativo puede traer algún tipo de ahorro en gastos de salud y un incremento en el desempeño y productividad”, dice.

En Estados Unidos, añade el especialista, un programa de bienestar le puede generar a las empresas un ahorro de entre 25 % y 30 % en gastos médicos, y pueden mejorar hasta 30 % la asistencia del personal y aumentar entre 5 % y 10 % la productividad y el desempeño.

“Son un aporte a la sostenibilidad del negocio, porque contribuyen al aseguramiento de la productividad de trabajadores más sanos, junto al control de costos asociados a ausentismo, seguros médicos, pérdidas por accidentes e incapacidad”, señala Daniel Jiménez en el prólogo del libro Wellness corporativo.

El escenario mexicano

Marcelo Fernando Vigo se mudó de Estados Unidos a México con la idea de vivir otra cultura. Como consultor en medicina china, pronto se dio cuenta de que el origen de los problemas de la mayoría de sus pacientes era el estrés laboral y que dejaban de ir a consulta porque no podían salir de su oficina, por lo que decidió ir a las empresas a ofrecer un programa de bienestar corporativo que abarca aspectos físicos y mentales e incluye capacitaciones en salud, nutrición, meditación, programas de rehabilitación para fumadores, entre otros.

Lee: 10 mandamientos financieros para emprendedores

Aunque Vigo ha encontrado reticencia en México para adoptar estos programas, señala que ya hay algunas empresas que ofrecen alternativas para impulsar una vida más sana entre sus empleados, como membresías en gimnasios o un médico en la compañía. Sin embargo, explica, estas iniciativas son poco exitosas porque no basta acercar a los empleados a gimnasios o llevarlos con terapeutas; se trata de implementar un plan integral para orientarlos y generar hábitos de vida saludables que redunden en un mayor bienestar y mejor desempeño.

Cómo implementarlo correctamente

En primer lugar, debe elaborarse un diagnóstico general. Se puede tomar una muestra de los empleados para consultarlos sobre su estado de salud, hábitos de vida y malestares, para saber qué puntos atacar con el programa.

Luego, debe elaborarse un plan de acciones: talleres sobre salud, ejercicio, alimentación y descanso, consultas y terapias; finalmente, debe plantearse un cronograma, objetivos, métodos de seguimiento y valoración.

Es necesario involucrar a los empleados e informarles sobre la importancia de tener una vida más sana, y dar un seguimiento que contemple apoyo permanente para motivarlos y ayudarlos a controlar estrés, peso u otros elementos. Se recomienda hacer una evaluación y verificar si hay errores para solucionarlos y mejorar los procesos. Lo indicado es adoptar el bienestar corporativo como un componente permanente de la estrategia total.

Bienestar en el Tec

El Tec de Monterrey implementa, desde hace años, estrategias para lograr el bienestar
de sus colaboradores. “Tenemos espacios colaborativos, abiertos, con amenidades y refrigerios para alcanzar este bienestar”, explica.

Enrique Bernal, líder de Administración del Cambio del Tec. Los espacios colaborativos cuentan con luz natural, vegetación y aves, para que los colaboradores tengan contacto con la naturaleza, ya que, de acuerdo con la biofilia, en la medida en la que una persona tenga contacto con la naturaleza, sus ritmos biológicos se regularizan. Con el “Programa de bienestar integral”, el Tec impulsa que sus colaboradores practiquen natación, tenis, futbol, yoga y gimnasia.

La idea es que puedan desarrollarse y crecer en conjunto con el Tec, que haya un mayor engagement y una mayor productividad, agrega Bernal.

Puedes leer: La startup que moderniza las ‘tienditas’ con pagos electrónicos

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre