Carlos Fernández de Lara Soria

Por: Carlos Fernández de Lara Soria / Expansión.mx

Si en 2018 los teléfonos premium rompieron la barrera de los 30,000 pesos, 2019 podría ser el año en el que rebasen la de los 50,000 pesos, a medida que los primeros teléfonos flexibles lleguen al mercado. Así que si esperabas que los nuevos Galaxy S10 fueran baratos te tenemos malas noticias. La buena noticia es que por primera vez, Samsung creó un teléfono cuyas tecnologías, diseño y software bien podría justificar su valor.

Aunque en esencia, el nuevo Galaxy S10 pareciera ser una simple evolución del modelo del año pasado, Samsung se tomó la molestia de demostrar que 10 años de desarrollo de la serie Galaxy S no han sido en vano.

La nueva familia de smartphones se venderá en tres modelos S10, S10 plus y un equipo nuevo más accesible conocido como S10e. Esto equipos no sólo integran todas las tecnologías que la firma coreana ha buscado impulsar durante una década: resistencia al agua, pantallas infinitas, carga inalámbrica o cámara superlenta, sino que incorpora un primer vistazo a la manera en la que Samsung podría estar pensando en el universo móvil para los siguientes diez años.

Expansión probó durante un par de semanas el nuevo Galaxy S10 Plus y estas son nuestras impresiones.

Lee: Inicia la preventa del Galaxy S10 en México

Diseño y pantalla

En diseño exterior, el teléfono no tiene ninguna novedad y tampoco es diferente al resto de los smartphones premium del mercado, cristal por ambos lados (corning gorilla glass de sexta generación), acabados en acero inoxidable. Funcional, elegante y de buena calidad.

Para alegría de muchos usuarios Samsung conservó la entrada de 35 mm para audífonos e incluso el teléfono viene con un par de auriculares de la firma AKG en la caja del teléfono.

Sin embargo, que sea parecido a todos los smartphones actuales no lo hace igual. Samsung se destacó por ser la única compañía que se rehusaba a diseñar un teléfono con la famosa pestaña o notch y aunque y para los nuevos Galaxy S10 la firma optó por el diseño conocido como Hole Punch Display, en el que la empresa coloca el sensor de la cámara y otro sensores de iluminación en la esquina del teléfono debajo del cristal dejando casi por completo todo el panel frontal libre de pestañas o barras.

El acomodo no es nada invasivo y aunque sí es notorio, al ser mucho más pequeño que una pestaña tiende a pasar desapercibido, algo que es de enorme valor si eres de esos usuarios que gusta de ver videos a pantalla completa y por largos periodos en el teléfono.

Hablando de pantalla, Samsung sigue dejando en claro que tiene los mejores paneles AMOLED de toda la industria. El Galaxy S10 Plus que probamos tiene una pantalla de 6.4 pulgadas, HDR10+ que por ahora es la mejor pantalla que puede tener un teléfono inteligente en términos de tonos, iluminación, contraste y colores.

Si el plan es bing watch series de Netflix o perderte en el vórtice interminable de videos de YouTube el Galaxy S10 te ofrece una de las mejores experiencias del mercado, sin contar que el equipo cuenta con sistema de sonido estéreo impulsado por tecnología de AKG y con certificación Dolby Atmos.

Cámara

Aunque uno hubiera deseado que con la nueva cámara del Galaxy S10, Samsung fuera menos agresivos en el manejo de colores y su tendencia a sobre exponer imágenes para evitar la generación de sombras, ese deseo no se cumplió. La cámara triple del S10 mantiene esa tendencia a sobre saturar colores dando como resultado imágenes muy llamativas al ojo humano, pero un tanto exageradas.

Eso no significa que sean malas, al contrario el S10 tiene una de las mejores cámaras del mercado en términos de velocidad, calidad de imágenes, estabilización y detalle. El teléfono integra tres sensores un Angular de 12 MP, un telefoto 2X de 12 MP y un gran angular de 16 MP.

Es sin duda este último lo que hace que la cámara del Galaxy S10 valga tanto la pena. La incorporación del gran angular no sólo te da imágenes con rango de captura impresionante, mejora la posibilidad de tomar panorámicas con mayor información, sin necesidad de lentes o accesorios extras.

Los tres modos de disparo del Galaxy S10

La cámara también es mucho mejor en la captura de fotos en modo retrato, aunque aún con algunos detalles. E integra modos diversos modos o efectos de desenfoque para el fondo, que probablemente uses un par de veces y que después olvidarás por completo. Donde queda corto frente a equipos como Mate 20 o sobre todo el Pixel 3, es en la carencia de un modo nocturna de captura. Aunque las fotos en ambientes de poco luz no resultaron ser malas, la imagen cae corta en especial cuando ves el tipo de fotografías que puede producir el Pixel 3 en su modo nocturno.

Desde el lente del S10

La cámara frontal tiene dos sensores en el modelo S10 Plus, uno principal de 10 MP y un sensor de profundidad de 8MP el sensor adicional permite capturar mejores selfies en modo retrato aunque tampoco es un salto impresionante de equipos como el iPhone XS o el Pixel 3.

La cámara frontal actúa como sistema de desbloqueo facial, el cual ha sido notablemente mejorado en la velocidad de registro, pero carece del mismo nivel de seguridad que tecnologías como Face ID de Apple.

Desempeño, nuevas tecnologías y gimmicks

Donde Samsung sí dio un salto importante en cuanto a seguridad es en el nuevo sensor de huella digital, pues aunque este se encuentra debajo del cristal como otros modelos, contrario a utilizar la luz del panel OLED para “ver” la huella y desbloquear el teléfono, el S10 integra un lector ultrasónico de huellas digitales 3D, que mediante vibraciones sónicas reconoce los patrones y surcos de la huella y desbloquea el teléfono.

La tecnología tiene ligeras ventajas y algunos contratiempos también. La ventaja frente a modelos como el Mate 20 Pro es que la pantalla no tiene que prenderse o activarse para que funcione, basta con poner el pulgar en la zona del sensor y listo; sin embargo, esa misma integración, a momentos, hace difícil atinarle con precisión la zona en la que se encuentra el sensor, lo que genera errores de lectura u obliga al usuario a encender la pantalla para ver el indicador donde debe colocar su pulgar. Lo cierto es que la tecnología funciona y mucho de lo esperado para ser una innovación de primera generación.

En cuanto a desempeño, los nuevos Galaxy S10 son máquinas de alto desempeño, más allá de decir que correrán con el nuevo procesador de Qualcomm 855, son smartphones con 8GB en RAM y un promedio de entre 128 a 512 GB de memoria interna.

Samsung incluso se da el lujo de vender un S10 Plus con 1 Terabyte de memoria y 12GB de RAM a un precio de 34,000 pesos por si eres de esos usuarios con ganas de tomar millones de fotos o miles de videos en 4K.

En pocas palabras, no hay literal app que no corra con buen desempeño en este teléfono.

¿Los gimmicks del Galaxy S10? Al igual que con el Mate 20 Pro de Huawei la carga inalámbrica reversible, aunque suena increíble tener la capacidad de poder cargar accesorios adicionales como los nuevos Galaxy Buds o incluso prestarle batería a tu mejor amigo, la realidad es que la función aún es limitada, el proceso de carga es lento y a menos que estés varado en un desierto sin posibilidad de conectar tus accesorios –en cuyo caso mi recomendación sería que ahorres todo lo que puedes la batería de tu smartphone– rara te verás en necesidad de sacarle provecho.

¿Lo más interesante? Sin duda One IU el Galaxy S10 también es uno de los primeros equipos de Samsung que ya nacen pensados para correr con la nueva interfaz de Android de Samsung, la cual no solo es más limpia, ordenada y natural al sistema creada por Google, sino que parece que Samsung por fin entiendo que no tiene que obligar a los usuarios a utilizar sus aplicaciones de correo, de explorador web, de notas, sino que puede apalancarse de los servicios que Google ya ofrece en Android. Sin duda está lejos de ser Android Puro, pero One IU es un concepto que deja ver el interés de la compañía por escuchar y entender los deseos de sus usuarios. Salvo en el caso de Bixby, Samsung aún quiere, diría anhela que uses Bixby, aunque por primera vez te deja configurar el botón de Bixby para que abra otra aplicación, siempre y cuando no sea Google Assistant porque traición.

Te puede interesar: odo lo que tienes que saber sobre los nuevos Galaxy S10

Conclusión

El Galaxy S10 plus tiene todo lo que un usuario puede pedirle a un teléfono inteligente y más. Un diseño elegante, una muy buena cámara, una pantalla increíble y un rendimiento entre hardware y software excelente y nuevas tecnologías que en verdad entregan valor. Y aunque no existen los smartphones perfectos, el S10 es en esencia el mejor teléfono inteligente que un usuario de Android puede comprar hoy. ¿Será suficiente para que la gente con iPhone se cambie? Seguramente no. ¿Será lo suficiente para que una persona que pretendía gasta 5,000 pesos en un teléfono ahora gaste 25,000? Difícilmente.

Los nuevos S10 son teléfonos con los que Samsung busca consolidar la lealtad entre los amantes de la serie S de los últimos diez años o de plano recuperar a aquellos usuarios que han perdido frente a marcas como Huawei y Xiaomi. Lo cierto es que si alguna vez pensaste como usuario en darle una oportunidad a Samsung, esa oportunidad se llama Galaxy S10.

El equipo ya lo puedes adquirir en su sitio oficial de comercio electrónico.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre