How old is your dog?
(Photo: iStock)

Todos los mamíferos, ya sean humanos, perros o gatos, pasamos por etapas similares en la vida. Nuestro nacimiento, la infancia, juventud, madurez y vejez. Sin embargo, durante mucho tiempo, se consideró que para saber la edad de nuestro perro solamente teníamos que multiplicar sus años por siete. Así podríamos hacer una equivalencia con nuestros años humanos. Ahora, un estudio nos sugiere algo diferente. 

El documento publicado por Cell Systems, una revista científica, arroja que ni siquiera la edad de todos los perros puede calcularse de la misma forma, debido a las razas. Pero comprobó que ellos pasan menos tiempo en la juventud y más en la vejez que los humanos.

Recomendamos: Tigre: el perro que rastrea felinos para impulsar su conservación en Costa Rica

Las moléculas caninas

El equipo de investigación liderado por el bioingeniero Trey Ideker encontró que el método más exacto del cálculo se basaría en el análisis de las moléculas llamadas grupos metilo. Éstas se acumulan con el tiempo en ciertas áreas del genoma humano. Así, las compararon con la forma en la que se acumulan en el de los perros, pero varía dependiendo de cada raza.

“Esto tiene sentido si lo pensamos con cuidado. Un perro de nueve meses puede tener cachorros. Así que ya sabíamos que la proporción 1:7 no era una medida precisa de la edad”, dice el bioingeniero.

Asegura que los cambios en nuestros animales de compañía proporcionan pistas a los científicos. También podrían ayudar a los veterinarios a tener una idea más clara de la edad de nuestras mascotas y guiarlos en las decisiones de diagnóstico y tratamiento.

(Foto: Cell Press)

¿Cómo se realizó la prueba?

El grupo de investigadores colaboró con la escuela de veterinaria Danika Bannasch. La Academia proporcionó muestras de sangre de 105 perros Labrador.  

Según los resultados, cuando son jóvenes, los perros pueden tener una edad similar a un humano de 30 años. Un perro de cuatro años es similar a un humano de 52 años. Sin embargo, a los siete años el envejecimiento se ralentiza . Así la curva se vuelve estable.

Esto fue lo que mostró el estudio (y lo comparó con el actor Tom Hanks):

(Foto: Cell Press)

De acuerdo con la tabla mostrada arriba, un perro alcanza su madurez al cumplir su segundo año de vida. Entre el segundo y el cuarto, nuestra mascota recorre –en años humanos– los 30, hasta poco más de los 50 años. En su cuarto año de vida y hasta el noveno, va entre los 50 hasta los 65 años. El resto de su vida lo pasa en la etapa “senior“.

Seres diversos

Además, en los perros el cálculo no es tan sencillo por las razas y tamaños. Es uno de los seres vivos con mayor diversidad. Su esperanza de vida va relacionada con su peso, cuidados y actividades que realiza.

Debido a los cambios, los investigadores planean hacer pruebas con otras razas de perros. Buscan determinar si se mantiene la tendencia.

“Una limitación de esta medición es que se desarrolló utilizando una sola raza de perro. Se sabe que algunas razas viven más que otras. Se necesitará más investigación. Sin embargo, dado a que esta medición es precisa en humanos, ratones y perros labradores; se puede predecir que el reloj se aplicará para todas las razas”, agregó Ideker.

¿Te gustan nuestros contenidos? Puedes suscribirte gratis a nuestro newsletter

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre