Estos tips evitarán que vendan tus datos en la red
iStock

El 7 de abril de cada año, se conmemora el Día Mundial de la Salud, esto con el objetivo de recordar la fundación de la Organización Mundial de la Salud (OMS). En cada uno de los aniversarios se específica un tema con relación a la salud, con el fin de crear conciencia y conocer más acerca del panorama mundial de la enfermedad. En 2017, la depresión fue el tema seleccionado.

De acuerdo con datos de la OMS, actualmente hay 300,000, 000 de personas que viven con depresión, lo que significa un incremento de más del 18% entre los años 2005 y 2015. “Estas nuevas cifras son un llamado de atención a todos los países para que reconsideren sus enfoques sobre la salud mental y la traten con la urgencia que merece”, dijo la Dra. Margaret Chan, Directora General de la OMS, en un comunicado.

La depresión es una enfermedad que se caracteriza por un sentimiento de profunda tristeza. El decaimiento en el estado de ánimo, la pérdida de interés por todo y la imposibilidad de experimentar placer o capacidad de disfrutar cualquier experiencia, actividad o interacción, explicó en entrevista con Tec Review la  Dra. Julia Mateos Payró, psicoanalista de niños, adolescentes y adultos.

Lee: Fototerapia, una opción para tratar la depresión

Pero, ¿qué pasa cuando se trata de estudiantes universitarios? Comparar las calificaciones entre compañeros, estar al tanto de quién tiene la mejor participación en el salón de clase o analizar a quién le presta mayor atención el profesor, son algunas escenas que pueden animar la depresión, asegura Mateos Payró.

Esta postura se toma por no alcanzar el “Ideal del yo”, es decir, el ideal de cada persona. En los estudiantes, esta situación se relaciona con el éxito y alcances de sus padres.

“Tiene que ver con una cuestión de rivalidad, de cómo se identifican con el padre, es decir, de cómo es su relación; por ejemplo, si son hijos muy competitivos con el padre, puede que en la universidad al no obtener una buena nota se sienten ‘castrados’ o ‘poca cosa’, que no dan el ancho. Entonces, se puede dar una depresión con relación al narcisismo”.

El software que detecta la depresión en estudiantes

Este padecimiento se puede prevenir. Existe una serie de programas y herramientas que pueden ayudar a prevenir o detectar la depresión. Un ejemplo de estas soluciones, es el sistema CRM Advise, el cual alerta al personal universitario cuando un estudiante está en riesgo de rezago o deserción a causa de una posible depresión.

Te puede interesar: Adicciones y depresión, culpa de los neandertales

El software surgió como parte de las necesidades que evolucionan en las universidades, señaló en entrevista con Tec Review, José Luis Moreno, Director de Producto para Latinoamérica y el Caribe de Ellucian, empresa que se dedica al desarrollo de softwares, herramientas de análisis y servicios específicos para la educación superior.

“Tenemos una perspectiva respecto a la educación superior de atender al estudiante para toda la vida y en ésta hay tres etapas en las que nos enfocamos: la primera es el momento del primer contacto con el estudiante, cuando se encuentra en bachillerato o en preparatoria y llega a la universidad, el segundo es ya como alumno y el tercero es ya como egresado”.

A partir de ciertos parámetros (control de asistencias, procesos de inscripción, calificaciones, interacción en aula, entrega de tareas y trabajos) que suceden en la interacción del estudiante con la universidad, es decir, en clases, actividades extracurriculares o asesorías, se identifican ciertos elementos, es ahí donde se analiza si el alumno va cumpliendo de forma correcta sus materias, o si está teniendo algún problema en casa, etc. 

Por si no lo viste: Pioneros de VR en México combaten estrés y depresión con esta app

La depresión en estudiantes depende de en qué etapa se encuentre: “si estamos hablando de un estudiante de nuevo ingreso el contexto puede ser bastante abrumador al llegar a la universidad, pues en algunos casos el estudiar significa un cambio de residencia. Es un gran cambio, los alumnos enfrentan nuevas clases, nuevos maestros y compañeros, nuevos retos”, expresó José Luis Moreno.

Hay más posibilidad de que los alumnos de primer año entren en depresión, esto debido al cambio que enfrentan del bachillerato o prepa a la universidad, en los demás semestres el porcentaje se reduce en forma general, explicó el Director de Producto para Latinoamérica y el Caribe de Ellucian.

Cuando se detecte algún problema, por parte del departamento de psicología de la universidad, el alumno será asesorado con el fin de entender y solucionar con acciones la situación que lo queja.

Actualmente, esta herramienta aún no se implementa en México, aunque ya hay instituciones interesadas.

¿Te gustó esta información? Consigue más en nuestro boletín, ¡suscríbete!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre