¿PUEDE UNA CIUDAD SER MÁS INTELIGENTE QUE SUS HABITANTES?
iStock

Por Roberto Morán

Los cláxones empiezan a sonar. Los conductores se desesperan porque un policía está controlando el semáforo y no les da el verde. El policía deja pasar los autos de la avenida más grande, el Periférico, sin notar la fila que se está formando en la calle más chica, que es la única salida de los estacionamientos de cinco edificios de oficinas. Son las tres de la tarde en la Ciudad de México, la ciudad con el peor tráfico del mundo, y él toma las mejores decisiones que puede, con la información que tiene disponible: lo que alcanza a ver. ¿Podrá la tecnología, por fin, hacer que los semáforos funcionen mejor?

Esa es una de las promesas de las ciudades inteligentes: mejorar la movilidad. Pero también ayudar a tener más vigilancia en las calles y a manejar mejor los recursos. Las ciudades mexicanas parecen necesitarlo. La capital ocupa el primer lugar en embotellamientos de tráfico, según el monitoreo que hace Tomtom Traffic Index. Llegar a un lugar toma en promedio 66% más tiempo del que debería, y la tendencia es a empeorar, según los cálculos de esa organización. Los capitalinos pierden una hora en promedio en sus traslados. En las mañanas, el tiempo extra es de más de 90%.

Aun así, el tráfico no es lo que más preocupa a los capitalinos: Más de 88% de los habitantes de la capital perciben que es insegura. Y menos de 1% cree que los delincuentes son castigados. Los habitantes de todas las ciudades mexicanas tienen una sensación de inseguridad, al grado de que más de la mitad han dejado de salir de noche y más de dos terceras partes prefieren que sus hijos menores de edad no salgan a jugar a la calle .

Además de atender esos problemas, las ciudades mexicanas tendrán que darse tiempo para mejorar el uso de sus recursos. Porque según un reporte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), las ciudades mexicanas desperdician demasiada agua y no pueden garantizar el abasto a sus habitantes. La Ciudad de México pierde más del 40% por fugas y Tuxtla Gutiérrez, más de 70%. Ciudades que se inundan en época de lluvias, como Veracruz, no garantizan el abasto de agua para la cuarta parte de sus habitantes.

¿La tecnología tendrá la respuesta? De aquí a 2025, las tecnologías de las ciudades inteligentes podrían reducir entre 8 y 10% el número de víctimas de la violencia; recortar 20% los tiempos de traslado en el tráfico y disminuir el consumo de agua de una ciudad hasta en 20%, sin dejar de atender las necesidades de sus habitantes, según cálculos del McKinsey Global Institute.

No se trata de adoptar la tecnología como un fin en sí mismo, sino como un medio para apoyar a las ciudades a dar mejores servicios a sus habitantes, explica Alan Gómez, director de sustentabilidad corporativa de CitiBanamex y miembro del grupo de trabajo de Ciudades Sustentables del Centro de Estudios del Sector Privado para el Desarrollo Sustentable. Según Gómez, lo importante es buscar la eficiencia operativa de una ciudad.

¿Qué están haciendo las ciudades mexicanas para ser más eficientes? ¿Cómo pueden usar las tecnologías? y ¿Qué puede llegar a suceder? En Diálogos Expansión se realiza el foro Ciudades Inteligentes, con la participación de Nissan e IBM, para analizar las posibilidades de las tecnologías para hacer más agradable y sustentable la vida en las ciudades.

Por lo pronto, la tecnología ya puede ayudar a los conductores a tener más información sobre los cruces conflictivos, como el del Periférico en la Ciudad de México. Los vehículos pueden ayudar a los conductores a manejar de forma más eficiente y eso es apenas el principio, señala Nissan. Por su parte, IBM analiza cómo se manejarán las grandes cantidades de datos que se generarán en la operación de las ciudades.

Caos en la CDMX: contaminación, tráfico y Hoy No Circula

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre