Stephen Hawking, hospitalizado en Italia tras sentirse mal
Getty Images

(Notimex) – El último trabajo científico del físico teórico y astrofísico británico Stephen Hawking fue publicado este 11 de octubre, a siete meses de su muerte.

Un grupo de expertos de la Universidad de Cambridge se encargó de sacar a la luz el documento relativo a los agujeros negros, a cuya investigación Hawking dedicó la mayor parte de su vida.

El coautor del ensayo Malcolm Perry,  físico de la Universidad de Cambridge, dijo al diario The Guardian que la paradoja de la información estuvo en el centro de la vida del británico durante 40 años.

El documento fue completado días antes de la muerte de Hawking, el 14 de marzo, y fue redactado con ayuda de colegas de el mismo y de Perry de las universidades de Cambridge (Inglaterra) y de Harvard (Estados Unidos).

El trabajo Entropía del Agujero Negro es una continuación de anteriores del aclamado científico, quien murió a los 76 años de edad.

Los orígenes del concepto de agujeros negros datan de la época en que el científico Albert Einstein publicó la Teoría de la Relatividad general (1915), que propone que la propia geometría del espacio-tiempo se ve afectada por la presencia de materia, de lo cual resulta una teoría relativista del campo gravitatorio.

Las hipótesis de Einstein hicieron importantes predicciones sobre los agujeros negros y sus características pero, 60 años después, Stephen Hawking argumentó que los agujeros negros también tienen temperatura.

Los físicos de Cambridge y de Harvard ahondaron en la teoría de los agujeros negros y añadieron otras propiedades que no se habían registrado antes, como fotones y el llamado “pelo suave” (soft hair), lo que intenta responder a la paradoja sobre la fuerza gravitacional de los agujeros negros.

The Guardian reportó que unos días antes de que Hawking muriera, Malcolm Perry le llamó por teléfono desde la Universidad de Harvard para explicarle el avance en las investigaciones.

Perry desconocía qué tan enfermo se encontraba el británico y lo único que recibió fue “una sonrisa”. “Le dije que habíamos llegado a algún lado. Supo el resultado final”, aseguró.

Stephen Hawking falleció en su casa ubicada en la ciudad universitaria de Cambridge. Sus restos fueron depositados en la Abadía de Westminster, junto a los del científico Isaac Newton.

Así fue como despidieron a Stephen Hawking

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre