Y. Beletsky (LCO)/ESO/ESA/NASA/M. Zamani

Próxima b, un exoplaneta que orbita a la estrella más cercana al Sol, Próxima Centauri, está situado en la zona de habitabilidad, confirmó un equipo de investigadores del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC).

La investigación se realizó a través de la medición de velocidad radial realizada con el nuevo instrumento Espresso, el espectrógrafo más preciso construido hasta la fecha. Los resultados fueron cuatro veces más exactos que los obtenidos con Harps, el instrumento que se utilizó para su descubrimiento.

Gracias al nuevo espectrógrafo, dice Alejandro Suárez Mascareño, investigador del IAC y principal autor del estudio, junto con las lecturas de fotones que realiza el Very Large Telescope (VLT) de Chile, se abre la puerta a descubrir la población de planetas (incluso de masa inferior a la Tierra) en las estrellas del vecindario solar.

Jonay González Hernández, coautor del trabajo, considera que confirmar la presencia de Próxima b era importante porque su masa, la posibilidad de que pueda albergar vida y su cercanía lo convierten en uno de los candidatos ideales para la búsqueda de biomarcadores utilizando instrumentación y telescopios de próxima generación, como el espectrógrafo hires, para el futuro telescopio de 39 metros, en cuya construcción participa el IAC.

Durante la investigación también se detectaron indicios de una segunda señal en los datos cuya causa no se pudo establecer de manera definitiva. Al respecto dice Rafael Rebolo, director de IAC y codirector del proyecto Espresso: “En caso de tratarse de la señal de un planeta, podría tener una masa inferior a un tercio de la masa de la Tierra”.

La investigación ha sido aceptada para su publicación en la revista Astronomy & Astrophysics.

Con información de la agencia EFE.

Tec Review crece: estrena sitio en inglés y podcast. Sigue nuestros contenido.

¿Qué es la vida?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre