iStock

El cáncer de piel es una de las enfermedades más comunes dentro de esta categoría, cálculos de la Sociedad Americana Contra el Cáncer destacan que para este año se registrarán al menos 96,480 nuevos casos de melanoma y aproximadamente 7,230 personas morirán de esta enfermedad mortal.

Por ello el uso de filtros solares es primordial, sin embargo un estudio realizado por el Centro de Evaluación e Investigación de Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés) asegura que la concentración en la sangre de tres de los ingredientes continúa aumentando a medida que persiste el uso diario del mismo, es por eso que se inició esta investigación de seguridad del gobierno estadounidense.

De acuerdo con la investigación publicada en la revista médica JAMA, el filtro solar permaneció en el cuerpo 24 horas después de que terminara el uso del protector. En este sentido, las personas encargadas del estudio están analizando cuatro productos químicos (avobenzona, oxibenzona, ecamsule y octocrylene), los cuales conforman una docena de sustancias que pudieran ser consideradas seguras y efectivas.

Recomendamos: ¿Nos debemos alarmar por la próxima tormenta solar?

David Leffell, dermatólogo de la Escuela de Medicina de Yale y portavoz de la Academia Estadounidense de Dermatología dijo que no se debe dejar de usar el protector solar, sin embargo: “Los estudios deben realizarse para evaluar este hallazgo y determinar si existen verdaderas implicaciones médicas para la absorción de ciertos ingredientes (…) las personas deberían “seguir siendo agresivas con la protección solar”.

En este sentido, Scott Faber, vicepresidente senior de asuntos gubernamentales del Grupo de Trabajo Ambiental, agregó que el único enemigo es el Sol: “Este estudio es la forma en que la FDA le muestra a los fabricantes de protectores solares que necesitan hacer investigaciones para ver si la absorción de químicos representa un riesgo para la salud”.

Productos químicos vs cuerpo humano

En el estudio que realizó la FDA participaron 24 voluntarios sanos, los cuales fueron asignados aleatoriamente a un protector solar que contenía avobenzona, oxibenzona u octocrileno como ingredientes y contenidos ecológicos.

Los voluntarios se colocaron en 75 por ciento de su cuerpo cuatro veces al día durante cuatro días el protector asignado, asimismo se tomaron treinta muestras de sangre de cada voluntario durante siete días.

De las seis personas que usaron la crema ecamsule, cinco tenían niveles del químico en su sangre considerados estadísticamente significativos al final del primer día. Para los otros tres productos químicos, especialmente la oxibenzona, todos los voluntarios mostraron niveles significativos después del primer día.

Te interesa: ¿Por qué se pela la piel? Y otras cosas que experimenta tu cuerpo en vacaciones

“La oxibenzona fue absorbida por el cuerpo a una concentración de aproximadamente 50 a 100 veces más alta que cualquiera de estos otros tres productos químicos que probaron”,  dijo David Andrews, científico principal de EWG.

De todos los ingredientes de los protectores solares, se sabe que la oxibenzona es la causa más común de alergias de contacto; un estudio de 10 años encontró que 70% de las personas tenían una prueba de parche positiva cuando estaban expuestas.

¿No al protector solar?

Un estudio suizo encontró que la oxibenzona o uno de los otros cuatro productos químicos de protección solar en 85% de las muestras de leche materna, generaron la preocupación de que los recién nacidos podrían estar expuestos.

Hawai, recientemente prohibio los protectores solares que contienen oxibenzona y octinoxato porque causan la decoloración de los corales y son peligrosos para los ecosistemas marinos.

La Unión Europea ha reemplazado principalmente a la oxibenzona en sus productos de protección solar con sustancias más nuevas y protectoras que bloquean la mayoría de los peligrosos rayos UV-B y UVA. Pero esos productos más nuevos no han pasado las pruebas de seguridad necesarias para la aprobación de la FDA. Así que la oxibenzona permanece en uso; de hecho, un informe de 2018 realizado por EWG estimó que estaba en dos tercios de todos los protectores solares de base química vendidos en Estados Unidos.

La Academia Estadounidense de Dermatología recomienda aplicar al menos 28 g  de protector solar en toda la piel expuesta cada dos horas o después de nadar, incluyendo “espalda, cuello, cara, orejas, partes superiores de sus pies y piernas. Si tiene cabello fino, aplique en su cuero cabelludo o use un sombrero de ala ancha y use un bálsamo para los labios con un SPF de al menos 15”, dice la academia, y agrega que dado que los rayos UV siempre están presentes, el protector solar debe aplicarse a la piel expuesta. Incluso en días nublados y en invierno.

Recomendaciones

EWG recomienda escoger un protector solar mineral que contiene dióxido de titanio y óxido de zinc cuando sea posible.

Hay formas de protegerse además de los bloqueadores solares. Busca la sombra, especialmente entre las 10 am y las 2 pm, cuando el sol está en su punto más caluroso y tu sombra es más corta que tú. Usa ropa protectora, como camisas de manga larga y pantalones, un sombrero con ala ancha y no te olvides de las gafas de sol.

Con información de CNN

Lee más: La melanina detrás de su “diosa”

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre