Google te lleva hasta la Estación Espacial Internacional
NASA

(AFP) – El polémico proyecto del presidente estadounidense Donald Trump de privatizar la Estación Espacial Internacional (EEI) a partir de 2025 se enfrenta a la oposición de muchos miembros del Congreso, incluyendo algunos de la mayoría republicana.

El gobierno de Estados Unidos anunció en febrero su plan para dejar de destinar dinero público a financiar la estación para redirigirlo a otros proyectos de exploración espacial, específicamente al regreso a la Luna y, finalmente, la llegada a Marte.

Pero este proyecto fue considerado simplista por los expertos y, más importante aún, por los legisladores que controlan esos fondos.

“No se puede hacer todo, el dinero federal no es ilimitado”, dijo Lamar Smith, presidente republicano del Comité de Ciencias de la Cámara de Representantes, en una audiencia el 16 de mayo.

El ahorro que generaría la retirada de Estados Unidos de la estación internacional no sería “gran cosa”, agregó. “Eso no nos permitirá volver a la Luna ni (llegar) a ningún otro lado”.

La agencia espacial estadounidense, la NASA, gasta actualmente entre 3,000 millones y 4,000 millones de dólares al año en la EEI, incluido el costo del transporte de suministros y de astronautas.

Si la estación se privatizara, los estadounidenses seguirán pagando por las misiones de exploración y de investigación, y el ahorro no sería más que de 1,000 millones al año, de acuerdo con la investigadora Bhavya Lal, del Instituto de Análisis de Defensa, lo que no alcanzaría ni remotamente para financiar una misión a Marte.

Según la experta, “es poco probable que una estación espacial privada sea económicamente viable para 2025”.

El inspector general de la NASA, Paul Martin, llegó oficialmente a la conclusión de que es poco probable que las empresas privadas asuman los costos de funcionamiento de la estación en 2024, estimados en 1,200 millones anuales.

La causa de la Estación Espacial une a republicanos y demócratas.

El senador ultraconservador Ted Cruz -representante de Texas, donde tiene sede el centro espacial Johnson de la NASA, en Houston- prometió que, mientras él presida el subcomité del espacio, la EEI seguiría recibiendo financiamiento.

Incluso, él y sus colegas quieren prolongar la vida de la estación hasta 2028, en lugar de la fecha límite actual de 2024, que a su vez había reemplazado a la fecha de 2020. La EEI opera desde 1998.

Queda por saber cómo financiar paralelamente la estación y las misiones de exploración a la Luna y a Marte. A menos que haya un aumento sustancial en el presupuesto de la NASA, actualmente de unos 20,000 millones al año, la pregunta sigue abierta.

¿Qué le espera a la NASA con Trump como presidente?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre