Avance de la nube de polvo hacia México, vista desde satélite. (Foto: NOOA)

La nube de polvo del Sahara –que se desprendió desde la región del Sahel, en el desierto del Sahara en África– llegará este martes llegará a México 

De acuerdo con el Sistema Meteorológico Nacional (SMN), este fenómeno es común durante la primavera y el verano, cuando la escasez de lluvia se combina con vientos intensos en dicha región, generando desprendimientos de aire cálido, seco y saturado de aerosoles y polvo.

Información del SMN señala que a través de modelos numéricos se puede predecir su trayectoria. Se pronostica que la nube de polvo continúe su recorrido llegando a la Península de Yucatán y, durante el jueves y el viernes, alcanzará la máxima concentración de aerosoles sobre Campeche, Quintana Roo y Yucatán. Posteriormente, se desplazará sobre aguas del Golfo de México, pasando sobre las zonas costeras de Veracruz y Tamaulipas.

En la Península de Yucatán, los principales efectos esperados son: reducción en la lluvia, incremento en las temperaturas, cielo brumoso y escasa nubosidad. Además, los atardeceres y amaneceres pueden tornarse en tonos rojizos debido a la interacción de los rayos solares con las partículas de polvo.

Estos eventos son posibles de rastrear a través de imágenes de satélite. Éste, en particular, se ha monitoreado en su recorrido por el Océano Atlántico y el Mar Caribe, donde ha ocasionado una reducción notable en la visibilidad, afectando la navegación marítima y aérea, y ha provocado un cielo brumoso.

La noche del viernes 26 de junio, el fenómeno se desplazará hacia la parte sur de Estados Unidos y dejará de afectar de manera directa al territorio mexicano.

Aquí puedes seguir su trayectoria

¿Cómo afecta la intensidad de los ciclones?

El Sahara es el desierto más grande del planeta, ocupa la mayor parte de África del Norte y su extensión abarca parcialmente a 11 países de ese continente. Su superficie equivale casi a la del territorio de China o Estados Unidos.

De acuerdo con el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), el fenómeno de la nube de polvo puede cubrir un área equivalente a la de Estados Unidos y extenderse verticalmente entre 1,500 y 6,000 metros de altura, ha sido rastreada hasta el Mar Caribe, Centroamérica y el Golfo de México.

Al encontrarse con un ciclón tropical, el polvo del Sahara suprime las corrientes de aire ascendentes del ciclón, y los vientos horizontales que lo transportan cambian significativamente la dirección del viento en el medio ambiente.

Se ha observado que el polvo del Sahara puede tener un efecto sobre la formación de los ciclones tropicales y su intensidad, señala el Cenapred.

El centro explica que puede reducir la formación de nubes, por lo tanto, habría menor posibilidad de que se desarrollen los ciclones tropicales en el Atlántico.

Aunque la nube no representa riesgos a la población, se recomienda a los adultos mayores, mujeres embarazadas, a los niños y a quienes sufren alguna enfermedad respiratoria que tengan las siguientes precauciones:

-Usar mascarilla o pañuelo.

-Si tienen alguna sensación de cuerpos extraños en los ojos, lavarse con abundante agua. Es preferible utilizar agua potable y lavarse las manos antes de iniciar el procedimiento.

-Cubrir las fuentes de agua como pozos, recipientes o estanques de almacenamiento de agua para evitar contaminación.

Tec Review crece: estrena sitio en inglés y podcast. Sigue nuestros contenidos.  

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre