iStock

Por Gabriela Chávez

 

En vida, los usuarios de internet suelen dedicarle varias horas al día a sus redes sociales pero, ¿qué hacer con estas cuando la persona muere?

Si bien se documenta con frecuencia cuál es el procedimiento para desactivar u honrar la cuenta de algún fallecido en Facebook, en el caso de Twitter, la tecnológica ofrece también mecanismos para dar aviso a la plataforma de un deceso.

El primer paso es ir a la pestaña ‘Centro de Ayuda’ de la red social, la cual se ubica en el menú de configuración del perfil. Una vez ahí, la persona, que tiene que ser un familiar o amigo cercano al usuario fallecido, deberá seguir diversas instrucciones.

Ya en el centro de ayuda, el interesado debe ir a la pestaña ‘reglas y políticas’, la cual aparece como una de las cuatro opciones del lado izquierdo.

Una vez en ese apartado, con gráficos en color naranja, se da clic nuevamente sobre la opción ‘políticas y reglas generales’ en donde se deberá buscar y dar clic en alguna de estas dos opciones: ‘Cómo contactar a Twitter por la cuenta de un familiar fallecido’ o ‘Cómo contactar a Twitter sobre contenido multimedia de un fallecido’.

Si lo que se quiere es desactivar la cuenta de un familiar, se da clic en la primera opción y la persona ingresará a un cuestionario para ponerse en contacto con la plataforma y dar paso a desactivar de la cuenta en cuestión, siempre y cuando se pruebe primero la relación con el difunto, para lo que deberá contestar algunas preguntas y enviar copia de su identificación como la de la persona que murió, para evitar malos entendidos.

Los familiares o amigos también pueden pedir que la red deje de mostrar contenido multimedia sobre alguien que falleció, aunque Twitter advierte que se revisarán los casos y se evaluará la relevancia de que dicho contenido sea público o no.

Mientras redes como Facebook o Instagram dan la opción de hacer una cuenta como memoria para honrar al fallecido y que otros amigos y familia los despidan, Twitter no lo permite y tampoco da la opción de dejar asignado un “contacto legado”, es decir, alguien que pueda ingresar a la cuenta y administrar fotos o comentarios.

Lo que se recomienda para que después de un fallecimiento, una cuenta y sus datos no queden expuestos,  es que la persona en vida designe a un ejecutor digital, una figura usada en Estados Unidos sobretodo para asignar contraseñas de redes sociales, cuentas digitales y otros activos en la red para poder administrarlos legalmente en caso de la que la persona en cuestión ya no pueda. Algunos despachos como Everplans.com, llevan a cabo estos servicios.

Así es como Facebook y Twitter te pueden ayudar a obtener empleo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre