Nokia

Por Gabriela Chávez / Expansión.mx:

Su precio de 1,999 pesos es solo un factor a su favor.

En un empaque plástico y claramente nostálgico de los equipos noventeros de la finlandesa, el Nokia 1, es un gadget que si bien no sorprende al intentar ofrecer finos acabados o características premium a bajo costo, es un equipo confiable y sólido con un costo accesible para acercarlo a un mercado masivo.

Tras probarlo por casi dos semanas dos cosas destacan en el equipo: la duración de la batería y el rendimiento del equipo, a pesar, de no ser un smartphone premium.

Lee: Nokia relanza su modelo, de la ‘viborita’

Con una carga completa y un uso medio, la batería puede durar hasta dos días, algo que los actuales smartphones no ofrecen y que recuerda a la solidez de los anteriores equipos Nokia que se han caracterizado por la durabilidad.

Esto es posible gracias a lo que podría calificarse como un “sacrificio” en el diseño, pues debido a que la batería 2,150 mAh es desmontable, el equipo no alcanza la delgadez a la que se ha ajustado el mercado de smartphones premium; sin embargo, en cuanto a peso y dimensiones éste sigue sintiéndose ligero. Su peso total es de 131 gramos; un iPhone 8 pesa 148 gramos.

En cuanto al uso el procesador quadcore de Mediatek ofrece 1GB de RAM y conectividad a red 4G, a la par, el gadget funciona con la versión ligera de Android, Android Go, que hace que el funcionamiento sea rápido para un smartphone de su gama a diferencia de los anteriores Nokia, que contaban con sistema operativo Windows Phone, el cual finalmente fue descontinuado en 2017.

Por si no lo viste: Nueva familia MotoG6: mucha pantalla y batería

Con un uso medio de las apps más frecuentes como Facebook, Instagram, Whatsapp, Twitter y Uber, funciona de una forma muy similar a lo que se podría hacer en otro tipo de teléfono, con la desventaja de la nitidez y dimensiones en pantalla, por ejemplo.

Alí Bañuelos, director de HMD Global México (la firma que ahora opera la marca Nokia), comentó que estas alianzas con Mediatek, de donde obtienen el procesador y otros proveedores, son parte de la estrategia para nutrir estos equipos de características más cercanas a lo premium pero aún manteniendo un precio por debajo del promedio, con la idea de lograr elevar el volumen de ventas, aunque por ahora se acorten los márgenes de ganancia.

A la par de las alianzas de proveedores la firma adoptó a Elektra como su socio para las ventas, tanto en tienda física como en online, lo que Bañuelos advirtió que también abona a ventas más voluminosas y de fácil acceso. El retail, incluso, vende Nokia 1 con un chip de su operador móvil virtual (OMV) Oui, el cual se habilita con 3GB de navegación y redes sociales por un pago semanal, según lo que el usuario busque.

Lo malo de la nostalgia

En los contras de tener un teléfono como Nokia 1 en comparación con otro tipo de smartphone, como alguno de los modelos de Apple o Samsung, es el desempeño de la cámara, si esto es uno de los objetivos de uso, en la práctica los resultados no son buenos.

La cámara de 5 megapixeles en la parte trasera y 2 megapixeles en la cámara frontal no permite, por ejemplo, hacer fotos enfocadas en paisajes que requieren mayor apertura y uso de luz, la mayoría salen desenfocadas y aunque para el modo selfie, el sistema cuenta con un filtro de belleza o retoque, la calidad de imágen no permite la óptima definición de los detalles o bien hacer cosas como el enfoque selectivo, algo que cada vez es más frecuente en smartphones de gama media.

En resumen, Nokia 1, cumple con lo que ofrece. El equipo no intenta ser ambicioso, más bien recobrar cierta confianza con algunos de los clientes que antes se acercaron a la marca por cosas como durabilidad y solidez, mismas que hoy mantiene. Por menos de 2,000 pesos, Nokia 1, se coloca como una buena opción de primer smartphone o reemplazo urgente.

TE RECOMENDAMOS:

Reseña: Redmi 5 Plus, un teléfono que cumple con lo que promete

CON INFORMACIÓN DE EXPANSIÓN.MX

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre