iStock

En plena explosión de las plataformas de “streaming”, Quibi buscará un hueco en el mercado con un nuevo servicio que se lanzó este lunes internacionalmente bajo una propuesta radicalmente diferente, su formato es exclusivo para teléfonos móviles y contenidos de breve duración.

Su catálogo incluye series, concursos, documentales y programas de noticias, todos con la premisa de durar menos de 10 minutos y con una apuesta por estrellas de primer nivel como Demi Lovato, Jennifer López, Will Smith, Kristen Bell y Alex Rodríguez.

Los trayectos breves de transporte público, esperando el turno en una fila o en una pausa de estudio son los momentos que quiere ocupar la aplicación, que también tiene contenido latino.

Formato vertical

A pesar de que el mercado comienza a dar signos de saturación después de que gigantes como Apple, Disney y Amazon se hayan sumado a los veteranos Netflix y HBO, la nueva plataforma tratará de diferenciarse al producir todos sus contenidos pensando en las pantallas de los smartphones.

Lee: Netflix anuncia que mudará a sus creativos a la Ciudad de México

Mientras sus competidores emiten en la forma horizontal de las televisiones, Quibi ha adaptado su contenido al formato vertical para ver el capítulo de una serie de la misma forma en la que se chatea en WhatsApp.

Contenidos ‘chiquitos’

Quibi es la contracción de “quick bites” -pequeños bocados, en inglés- y esa es otra forma de diferenciarse de las plataformas de contenidos que ya están en el mercado

Con la inmensa cantidad de estímulos y notificaciones que aparecen en los móviles, no es ningún secreto que, para mal de muchos, nuestra capacidad de concentración cada vez es menor. Por ello, la plataforma ha apostado por un seguimiento disperso, con formatos de entre seis y nueve minutos de duración, y la promesa de no superar los 10 minutos.

Su precio ronda entre los 4.99 dólares al mes por una versión con publicidad y los 8.99 libres de anuncios, después de 90 días de prueba gratuita.

Detrás de Quibi hay una calculada inversión millonaria que roza los 2,000 millones de dólares (mdd), según The Wall Street Journal. Su fundador es el productor Jeffrey Katzenberg, que ha trabajado en clásicos de Disney como The Lion King (1994) y Aladdin (1992), además de colaborar con los estudios de Paramount y DreamWorks.

Katzdenberg contrató a la antigua directora de la tecnológica Hewlett-Packard, Meg Whitman, para llevar las riendas empresariales de Quibi.

Con este comienzo, el producto ha podido fichar a Demi Lovato para un programa de entrevistas, a Jennifer López y Alex Rodriguez para que participen en un “reality show” y a Will Smith, quien estrenará su propio formato de comedia.

Esta jugada claramente milenial -o incluso Generación Z- de Quibi se ha traducido en que haya dado prioridad al público latino, una comunidad cada vez más importante en Estados Unidos e igualmente numerosa en el resto del mundo.

Telemundo, una de las principales cadenas hispanas, produce para Quibi dos programas diarios pensados para el público latino, que si bien serán principalmente en inglés, tendrá el punto de vista de una comunidad completamente bilingüe.

Con información de EFE.

Se acabaron las ‘cadenitas’ en WhatsApp

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre