Ilustración: Esmirna Barrera

Para su clase de Diseño en Ingeniería Biomédica, Daniel Aragón, Yoku Sashida y Alan Fridman crearon el prototipo de un guante que, con solo tocar el pecho de una persona, informa el estado eléctrico de su corazón. La piedra angular de esta innovación nacida en 2016: la inteligencia artificial (IA).

Luego de la presentación de ECGlove en la clase del Tec de Monterrey, Campus Guadalajara, los estudiantes fueron invitados a un taller de emprendimiento, asistieron a los programas de aceleración e incubación Tec Lean Accelerator y Tec Lean Launch, sumaron dos socios más –Josué Godínez y Snaider Bautista– y crearon la startup Soluciones Kenko.

El emprendimiento se dedica a desarrollar dispositivos médicos. Cuenta con áreas de comercialización, desarrollo de software y hardware, diseño industrial y una pequeña línea de producción para hacer pruebas de prototipado rápido. “Conformamos el proyecto como parte de nuestra motivación de generar tecnología para resolver problemas relacionados con la salud”, comenta Bautista.

Cada vez más empresas incorporan la inteligencia artificial a sus modelos de negocio. El estudio “El impacto de la Inteligencia Artificial en el emprendimiento”, publicado por la organización Endeavor en 2018, detalla que el boom alrededor de esta tecnología no sólo es visible en un país, sino que impacta en todos los continentes.

De acuerdo con el reporte, compañías internacionales están aprovechando las nuevas capacidades que técnicas como machine learning pueden aportarles en la optimización de su operación actual o en la generación de nuevos modelos de negocio. Estados Unidos, Europa y China lideran este movimiento.

“En México no hay tantas empresas como podría haber”, dice Bautista. En su red de emprendimiento, el Tec de Monterrey tiene identificadas 26 startups que incorporan la IA a su modelo de negocio con un producto o un servicio particular.

Para Enrique Cortés Rello, director del Hub de Inteligencia Artificial del Tec, esto no es una noticia desalentadora, al contrario, es una ventana de oportunidades. “Podemos dar un brinco muy grande y posicionarnos como país líder en la región. Lo podemos hacer y lo tenemos todo”, afirma el especialista.

En América Latina, la situación del emprendimiento basado en el uso de inteligencia artificial se encuentra en etapas tempranas. El estudio de Endeavor, basado en 70 compañías, revela que la mayoría de la empresas son jóvenes (el 63 % se fundó hace menos de seis años) y pequeñas (el 50 % cuenta con entre uno y 10 empleados directos). La empresa media de inteligencia artificial en América Latina vendió 1.1 millones de dólares en 2017.

Los sectores en los que más se concentra la actividad de las empresas con un alto nivel de especialización en inteligencia artificial en la región son la provisión de software y servicios a empresas, salud y media, indica el reporte. Para desarrollar su actividad, 60 % de las empresas representadas en el estudio ha recibido financiamiento externo de una o varias fuentes: 33 % de capital semilla, 29 % de capital privado, 21 % en rondas serie A o B y el 17 % de inversionistas ángeles.

¿De dónde viene el dinero?

Encontrar financiamiento es uno de los principales retos de estas startups. “En México no ha sido fácil”, dice Briana Osorio, cofundadora y CEO de Signamy, startup que emplea la IA  para traducir la lengua de señas. Hasta ahora, el proyecto ha recibido financiamiento de sus cuatro socios, un fondo estatal chileno y una campaña de crowdfunding.

Para Endeavor es importante que en la región se desarrolle un ecosistema de inversión fuerte que esté dispuesto a financiar emprendimientos de inteligencia artificial. Incluso, señala,  aspirar a que haya fondos especializados, iniciativas público-privadas y reconocimientos específicos para el sector.

Cortés afirma que en los próximos años esto se solucionará. “El dinero va a encontrar a estas startups, sólo hay que darles tiempo y acompañamiento para que eso suceda”, prevé.

Consejos de oro para incursionar en la inteligencia artificial

No sólo se trata de diseñar un modelo de negocio que incorpore la tecnología, hay elementos adicionales que los emprendedores deben considerar.

  • Balancea tu equipo. Si eres ingeniero y quieres aplicar la tecnología en la agricultura debes tener a un especialista en ese sector. Los ingenieros de computación no pueden hacer una solución solos.
  • Ten paciencia. Toma en cuenta que el emprendimiento en inteligencia artificial está en etapas tempranas en México y vender tu proyecto requiere más explicaciones que los negocios tradicionales.
  • Acércate a tus pares. Busca a emprendedores del mundo de la inteligencia artificial para que te cuenten qué han aprendido, dónde están, cómo llegaron ahí y hacia dónde van. todas esas experiencias te podrán ser útiles.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre