NASA

Investigadores de la misión Operation IceBridge de la NASA, que se dedica a medir el hielo, descubrieron unos misteriosos agujeros en el hielo del Ártico, cuyo origen aún se desconoce.

Según la agencia espacial estadounidense, NASA, un dispositivo especial instalado en un avión que rastreaba la zona, confirmó que la cantidad de hielo había disminuido en comparación con el año 2013. Al medir el hielo, los científicos notaron unos grandes huecos en el hielo y aseguraron que antes no los había en este sitio.

Puedes leer: Osos polares habitan isla por deshielo en el Ártico

“Hoy hemos estado observando estas formaciones redondas durante unos minutos. No recuerdo haber visto nada así en ningún lado”, escribió John Sonntag, uno de los participantes de la misión.

Otro científico, Nathan Kurtz señaló que no sabía qué es lo que podía haber llevado a la formación de este tipo de agujeros. “Nunca había visto nada parecido”, agregó.

Los investigadores sugieren que podría tratarse de unos agujeros que hacen las focas, pero al estudiar las imágenes, concluyeron que son demasiado grandes para los animales. Al mismo tiempo, es posible que el agua haya hecho derretirse la nieve alrededor de unos huecos más pequeños hechos por algún animal.

Según la NASA, este hielo es joven porque se ha formado solo en la última temporada. Es muy ligero y puede formarse un espacio con agua entre las capas. Debido a su fragilidad, el hielo puede desmoronarse.

TAMBIÉN PUEDES LEER:

Hielo marino, transporte de microplásticos en el Ártico

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre