Tecnológico de Monterrey

En el marco de la sexta edición del Concreso de Innovación Internacional Educativa (CIIE), Mamokgethi Phakeng, vicerrectora de la University of Cape Town; Eva Alcón, rectora de la Universitat Jaume I, Sara Ladrón de Guevara, rectora de la Universidad de Veracruz y Silvia Giorguli Saucedo, presidenta del Colegio de México (Colmex) hablaron sobre la problemática que enfrentan las  mujeres que ocupan puestos directivos en las universidades. 

De acuerdo con datos proporcionados por Sara Custer, editora digital en Times Hidghered Education, quien lideró el panel, de las 200 universidades más importantes del mundo, sólo 34 instituciones, es decir el 17%, tienen mujeres líderes en puestos altos,  una tendencia que va a la baja.

“Hay un estereotipo de debilidad en las mujeres, que no tienen el carácter para tomar las decisiones, que si no se muestran firmes como un hombre fuerte, de que no van a poder con una institución como las que presidimos. Son estigmas que ahí están, que los tienen tanto hombres como mujeres”, dijo Silvia Giorguli Saucedo, presidenta del Colmex. 

En el caso específico de Sudáfrica, donde hay 26 universidades, sólo cuatro de éstas son lideradas por mujeres. 

“Cuando hablamos de la representación de mujeres en liderazgo en educación superior también nos tendríamos que cuestionar, nosotras que ocupamos estos puestos, qué hacemos al llegar ahí porque una vez que se obtiene esta posición para dirigir una universidad  es tu trabajo cambiar el statu quo”, apuntó Mamokgethi Phakeng, vicerrectora de la University of Cape Town. 

Por su parte, Sara Ladrón de Guevara, rectora de la Universidad de Veracruz, dijo que cuando una mujer ocupa un puesto alto en alguna universidad, en muchas ocasiones,  no es bien vista ante los demás, un aspecto sociocultural que se debe trabajar y mitigar. 

“Cuando uno llega a la posición más alta en una universidad se nos observa mucho porque, quizá, es primera ocasión que ocurre en la mayoría de nuestras universidades, algunas ya están por contar con una segunda rectora, somos todavía casos escasos”, subrayó. 

“En la educación siempre hemos ocupado lugares importantes, pero no nos asegura llegar a las posiciones de poder”, agregó Ladrón de Guevara

Eva Alcón, rectora de la Universitat Jaume I dijo que el llegar a estos puestos es una gran gran responsabilidad de impulsar un liderazgo femenino. 

“Creo que sería un error que una vez que llegamos a posiciones de responsabilidad en las universidades copiáramos patrones que han sido tradicionalmente masculinos. Ese liderazgo femenino es un liderazgo orientado al cambio”. 

Alcón también señaló que el reto es animar a las mujeres a dar el paso, a no tener miedo y a cuestionarse por justicia social el por qué no pueden tener los mismos derechos y oportunidades que el sexo opuesto, y al tenerla tratar  transformar y crear un impacto en la sociedad.

“Yo creo que ésa es la innovación que nos falta por lograr: la igualdad de oportunidades, la equidad en el trato de género esa es una innovación que tiene formar parte de nuestros sistemas educativos”, compartió la rectora de la Universidad de Veracruz. 

Agregó que las universidades son los mejores espacios para que las mujeres puedan expresar, discutir,  reflexionar y hacer visible esta problemática, ya que el llegar a una rectoría es un mensaje para las jóvenes estudiantes, para que observen que pueden llegar a ocupar puestos como líderes.

Te recomendamos: Por qué los cursos en línea sí son el futuro de la educación

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre