lanzamiento rover Perseverance
Esta foto de la NASA muestra un cohete United Launch Alliance Atlas V con el rover Mars 2020 Perseverance de la NASA a bordo mientras se despliega desde la Instalación de integración vertical hasta la plataforma de lanzamiento en Space Launch Complex 41. Foto (Foto: Joel Kowsky / NASA / AFP)

Entre sus misiones principales, el rover Perseverance tendrá que recolectar muestras de Marte. Las muestras serán enviadas a la Tierra en 10 años. Buscan pavimentar el camino para que la humanidad pueda dar sus primeros pasos en el planeta rojo.

Perseverance, como reloj suizo

Desde el Centro Espacial Kennedy, en Florida, –donde se realizó el lanzamiento el 30 de julio– se cargaron 39 de los 43 tubos de muestreo. Además, se enviarán a la Tierra para su análisis en 10 años. De acuerdo con la NASA, los otros cuatro tubos fueron previamente cargados en distintos sitios dentro del sistema de almacenaje de muestras. 

De forma autónoma, el robot tendrá que perforar las rocas de Marte. Recolectará muestras de su núcleo para después sellarlas herméticamente en recipientes estériles. Con el objetivo de que ningún material interfiera en sus futuros análisis.

“Para recolectar las primeras muestras de Marte que se enviarán a la Tierra, en lugar de astronautas tenemos un robot. Debe operar con la precisión de un reloj suizo”, dijo Adam Steltzner, ingeniero jefe de la misión Marte 2020 Perseverance, durante un evento previo al lanzamiento.

¿Cómo se tomarán las muestras?

En marzo, el equipo de operaciones de montaje, pruebas y lanzamiento de Perseverance integró dos componentes que serán clave para la adquisición y eventual regreso a la Tierra de posibles muestras de vida en otro planeta: el Bit Carousel y el Adaptive Caching Assembly.

El primero contiene las nueve brocas con las que Perseverance tomará las muestras de roca y polvo del planeta rojo. Al frente del rover estará la puerta de entrada, donde las muestras se guardan en el interior del vehículo para su futura evaluación.

Mientras que el Adaptive Caching System consta de siete motores y más de 3,000 piezas. Por medio de un brazo, el instrumento moverá las muestras al taladro de extracción del brazo robótico principal. Además, transferirá estos tubos de muestra a un espacio para sellarlos y almacenarlos.

De acuerdo con Steltzner, fueron creadas dos versiones de este sistema. Una de ellas será enviada y la otra permanecerá en la Tierra. El diseño y fabricación de esta parte del Perseverance tomó siete años.

Con estas muestras, que se estima puedan ser enviadas en 10 años, los científicos esperan encontrar fósiles de bacterias o de otros microbios para confirmar que existió vida en Marte. En los últimos 20 años de la investigación estadounidense, se confirmó que Marte tuvo océanos, ríos y lagos. 

Gracias al estudio de suelos y observaciones satelitales, los expertos de la NASA, geólogos y astrobiólogos comprendieron dónde fluyó el agua en dicho planeta. Además, en qué zonas se pudo propiciar la vida.

Un paso necesario para misiones tripuladas

Obtener muestras de Marte también aportará mucho conocimiento sobre la atmósfera del planeta. En los planes futuros de la NASA se espera aprovechar los recursos presentes en el entorno. Extrayendo oxígeno del aire o agua del subsuelo. Igualmente, se ha planteado la posibilidad de cultivar alimentos, lo que reduciría la cantidad de provisiones que habría que llevar. Estudiar las muestras del subsuelo marciano le permitirá a la Agencia Espacial saber si sus planes son viables o no.

 

Tec Review crece: estrena sitio en inglés y podcast. Sigue nuestros contenidos.  

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre