México, con potencial de ser líder en IA gracias a sus jóvenes
iStock

Por Eréndira Reyes

La integración de inteligencia artificial (IA) en el mundo empresarial va al alza, sin embargo los retos principales, de acuerdo con expertos en el tema, que se han visto en países como México versan en tres puntos: falta de estrategia, infraestructura y capital humano capacitado.

“Hay diversos estudios que indican que el 50% de la población que actualmente está en la primaria va a estudiar carreras universitarias que aún no existen, o sea, cuando ellos estén en la universidad habrá nuevos cuadros académicos”, precisó Carlos Zegarra, socio de Managing Consulting en PwC.

Pero más allá del porcentaje de carreras nuevas, el capital humano que tiene nuestro país es relevante a la hora de invertir en capacitación. De acuerdo al CIA World Factbook, el número de personas en edad productiva representó, en 2017, poco más del 40% de la población mexicana. Sin embargo, un estimado de la misma herramienta indica que para 2030 se tendrá un 57.3% de adultos entre los 24 y los 54 años.

Por ello, una de las recomendaciones que se da a las empresas que quieran digitalizarse es capacitar al personal que tienen y aprovechar así el bono demográfico del que goza el país.

“Debemos estar conscientes de que el factor humano debe estar en el centro de esta transformación digital, ya que el ser humano está involucrado en el uso de la inteligencia artificial en cualquiera de sus niveles. Lo que ahora se debe hacer es tomar la foto actual de nuestro personal, dejar en claro el modelo de negocio que queremos tener, qué tecnologías puedo involucrar y, entonces, sí ver qué personal podemos desarrollar. La idea es incrementar el IQ digital de la organización desde hoy”, apuntó Zegarra.

Aunque México cuenta con el bono demográfico adecuado para desarrollar inteligencia artificial en las empresas, países con población de mayor edad han sabido desarrollar mejor al talento local.

Japón es ejemplo de ello. En dicho país, donde las empresas están más cercanas a la tecnología, se estima que para 2030 tendrán un 30% de la población por encima de los 60 años de edad y solo 40% de los ciudadanos estará en edad productiva.

De acuerdo con Zegarra es importante resaltar que para “elevar el IQ digital” de una país no sólo se trata de generar cuadros académicos enfocados a ingenierías o especialidades técnicas, sino que se debe crear un entorno más lineal donde todos en las organizaciones entiendan qué es “ser digital”.

“Tiene que haber un empuje hacia el saber cómo utilizar una técnica y de qué forma interactúan los humanos y las máquinas, la creatividad será clave en estos procesos de digitalización, pues el humano no quiere perder ese toque humano al momento de hacer muchas transacciones o al interactuar con ciertos servicios. Así, el tema de gestionar los habilitadores y saber comunicar esto al interior de las organizaciones será fundamental”, señaló el ejecutivo de PwC.

Zegarra que advirtió uno de los grandes problemas que están teniendo las empresas en el camino de la digitalización es poner adelante la tecnología y después el factor humano, así como una estrategia bien definida de ejecución.

“La cercanía que han tenido países de Asia-Pacífico tiene que ver con la cercanía que tiene la población a modelos y tecnologías más disruptivos, más allá del tema de infraestructura estamos hablando de cómo se puede aprovechar a la población en la actualidad, para capacitarla hacia el futuro”, enfatizó el especialista.

Aunque el potencial es mucho, existen otros factores a considerar a la hora de hacer más disruptivas las empresas. De acuerdo a PwC, los elementos que revisarán las empresas en 2019 son:

  • Estructura de la empresa hacia la asimilación de modelos de IA
  • Mayor énfasis en el uso de datos y en la aplicación de éstos a modelos disruptivos
  • Definición de las estrategias a implementar, poniendo adelante a las personas
  • Integración de la IA con otras tecnologías, acorde a las necesidades de las organizaciones en cuestión
  • Capacitación del personal
  • Confianza en el uso de datos, tanto a nivel regulatorio, como de ciberseguridad

Zegarra finalizó que, aunque ya existe un acercamiento a tecnologías como la IA, lo que ahora están viendo las empresas es madurar otros problemas y buscar mayor definición en las estrategias por aplicar en el futuro cercano.

¿Tienes un proyecto basado en Inteligencia Artificial? Google te busca. Descubre más aquí.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre