NASA/Bill Ingalls

Mercurio salió a pasear y lo hizo frente al Sol, un evento que  no volverá a repetirse hasta el 13 de noviembre de 2032.

Se trata de un evento conocido como tránsito, que ocurre cuando los planetas Mercurio y Venus se interponen entre el Sol y la Tierra. Un fenómeno que ocurre en muy pocas ocasiones: trece veces cada cien años en el caso de Mercurio y otras trece cada mil años en el de Venus.

Mercurio es el planeta más pequeño del sistema solar y el que está más cerca del Sol. Por tanto, tiene la órbita más rápida y excéntrica de todos los planetas, además de una geología abrupta y fascinante, repleta de cráteres, crestas, cordilleras y montañas.

Desde la Tierra, Mercurio se observó como un pequeño punto negro deslizándose sobre la cara del Sol.

El fenómeno pudo observarse en América, en los océanos Atlántico y Pacífico, Nueva Zelanda, Europa, África y Asia occidental. 

La última vez que se pudo ver un tránsito de Venus fue en junio de 2012; el siguiente será hasta 2117.

CON INFORMACIÓN DE NASA Y EFE

BepiColombo y su apasionante viaje a Mercurio (interactivo)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre