Expansión.mx

Por: Zyanya López

El perfil intrapreneur y tecnológico de Mario Nissan le permitió encontrar una manera rentable de conectar el mundo de la publicidad, la comunicación y la tecnología. Para ello, se asoció con Sebastián Tonda y juntos fundaron la agencia Flock Linked by Isobar. Era el año 2010 y Nissan dejó de lado su corta estancia en la Facultad de Medicina y su formación como ingeniero industrial en el Tecnológico de Monterrey para vivir un choque cultural importante. “Venir de un mundo muy ordenado y cuantitativo y entrar a otro que tiene que ver más con la exploración, la empatía, la creatividad y el pensamiento estratégico me asombró”, detalla el directivo.

Sin embargo, tomó las riendas e inició con la detección, ejecución y liderazgo de nuevas oportunidades en el negocio publicitario. En 2011 fundó Swarm, empresa de investigación de mercado de big data, que hoy opera de forma independiente a la agencia. También invirtió en Singularity University, institución educativa en Silicon Valley, y apostó por primera vez en start-ups relacionadas con el sector, de Israel, México y Estados Unidos, actividad en la que une sus dos pasiones: la tecnología y el mercado de capitales.

Lee: Kirén Miret, en busca de tiburones ‘caza emprendedores’

Una de las primeras firmas en las que invirtió Flock fue Klustera, que desde 2015 digitaliza el comportamiento offline de los consumidores. “Mario y Sebastián fueron nuestros ángeles inversionistas al entregarnos 20,000 dólares para todo el desarrollo. (…) Estuve tres meses con Mario en un periodo de incubación, empezando la empresa y aprendiendo cómo funcionaba la industria”, dice Pablo Martínez, CEO y cofundador de la compañía.

A partir de este momento, Nissan lidera la creación de un fondo de inversión para apostar en start-ups, bienes raíces, blockchain y criptomonedas. “Encontramos estos mercados con mucho potencial y decidimos integrarlos a la operación de la agencia, lo que nos ha permitido crecer”, expone Nissan. “Cuando tienes el background, la experiencia y el acceso a capital es importante identificar al talento brillante y sólo darle un empujoncito”.

Diversificar la inversión

Flock Linked by Isobar, que en 2016 fue adquirida por el grupo de comunicación Dentsu Aegis Network, ha invertido en 25 start-ups que combinan el mundo tecnológico con la publicidad para ofrecer servicios de valor al consumidor final. En todos estos proyectos, Nissan funge como mentor. “Un emprendedor aprende a golpes, pero con el apoyo de Mario ese aprendizaje fue más fácil. Me ha ayudado a pensar de forma más lógica, por eso cuando me surge una duda tecnológica siempre recurro a él, lo considero un buen consejero, respeto su criterio”, dice Martínez, quien fue vicepresidente de Análisis en la agencia de comunicación durante un año y medio.

Por si no lo viste: Patricio Ibarra, liderando la industria de la moda

Además, Nissan desarrolló al interior de Flock un área de consultoría especializada en la transformación tecnológica, que trabaja con clientes como Domino’s Pizza. “En 2011, en la compañía enfrentábamos un gran desafío: la transformación digital y el ingreso al e-commerce”, detalla Alfonso Tinoco, quien entonces era director de Marketing de la cadena de comida rápida (hoy lo es en Vips). “La participación de Mario en temas de tecnología y mercadotecnia fue clave. Contribuyó al logro de resultados importantes, como el crecimiento en las ventas online por tres años consecutivos”, expone Tinoco. La colaboración aún se mantiene y en 2016, la campaña del lanzamiento de la aplicación móvil (cuyo desarrollo tecnológico estuvo liderado por Nissan), ‘Que nada te detenga’, consiguió el Gran Effie, uno de los principales premios de publicidad en el país.

TE RECOMENDAMOS:

Destacan EXATEC entre las 30 promesas de Expansión

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre