iStock

La tecnología está al servicio de las mascotas para tenerlas felices y sanas, sin embargo el uso de dispositivos para su cuidado también podría ponerlas en riesgo.

La empresa de ciberseguridad, Kaspersky Lab, junto con la agencia de investigación Opeepl, encuestó a 7,765 propietarios de mascotas de 15 países del mundo para descubrir cómo las tecnologías modernas afectan la seguridad de sus mascotas.

En el estudio se encontró que uno de cada cinco dueños usa algún tipo de dispositivo digital para mantenerse al tanto de su ubicación o protegerla, y en 39% de los casos, el uso de tales dispositivos terminó representando un riesgo tanto para la mascota como para sus dueños.

También puedes leer: Necesitamos proteger a los adultos mayores conectados: Kaspersky

Kaspersky Lab publicó recientemente un informe sobre las vulnerabilidades de los rastreadores de perros y gatos que permiten a los atacantes manipular información sobre la ubicación de la mascota o incluso robar los datos personales de su propietario.

Entre las herramientas más usadas se encuentran las cámaras web para ver a las mascotas, teléfonos inteligentes y tablets con juegos diseñados para mascotas, juegos digitales, así como alimentadores y bebederos de agua automáticos.

Sin embargo, ¿puede haber alguna garantía de que un controlador de temperatura que no funcione bien no sobrecaliente a los peces, o que un alimentador automático que no responda no deje morir de hambre a un gato? Tales casos pueden ser angustiosos tanto para las mascotas como para quienes cuidan de ellas.

Lee: México es el segundo país más hackeado en América Latina: Kaspersky

Según la encuesta, por ejemplo, la mitad de los dispositivos usados para mascotas tienen acceso a Internet, lo que los hace vulnerables a ataques cibernéticos. 14% de los propietarios de mascotas encuestados informó que al menos uno de los dispositivos digitales que utiliza para sus mascotas había sido hackeado.

Otros problemas que los encuestados han dado a conocer incluyen que el dispositivo dejó de funcionar o que comenzó a funcionar mal. En la gran mayoría de los casos, esto resultó en un riesgo para la vida de la mascota (32%), su salud (32%), su bienestar emocional (23%) e incluso el bienestar emocional de sus dueños (19%).

Para reducir la vulnerabilidad y evitar que nuestras mascotas sufran por algún ataque, Kaspersky Lab sugiere seguir las siguientes sencillas reglas.

1. Presta mucha atención a los problemas de seguridad de los dispositivos conectados antes de comprarlos. La información sobre vulnerabilidades descubiertas y corregidas con parches suele estar disponible en línea y a menudo es fácil de encontrar. Es probable que el dispositivo ya haya sido examinado por investigadores de seguridad y debe ser posible determinar si los problemas encontrados en el dispositivo han sido corregidos con parches.

2. Antes de comenzar a usar su dispositivo, cambie la contraseña predeterminada y establezca una nueva contraseña segura.

3. No permita el acceso a su dispositivo desde fuera de su red local, a menos que específicamente lo necesite para usar el dispositivo.

4. Deshabilite todos los servicios de red que su dispositivo no necesita usar.

5. Actualice regularmente el firmware de su dispositivo a la versión más reciente (en cuanto las actualizaciones estén disponibles).

TAMBIÉN PUEDES LEER:

Correo electrónico, un arma cada vez más común para los hackers

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre