Angélica Garza, Liliana Cabeza, Angelines Diez y Tere Cid (Cortesía)

Las mujeres más poderosas en México lo son por su decisión, porque tienen claras sus prioridades y porque toman las oportunidades aun sin sentirse seguras al 100%, según narran algunas de las líderes que aparecen en el ranking más reciente de las 100 mujeres más poderosas de los negocios.

“No hay fórmula mágica. Pero sí hay ingredientes esenciales que me han ayudado siempre: Creer en mí y tomar las oportunidades aún sin estar preparada al 100%, trabajo en equipo siempre y pasión en todos mis proyectos, comenta Angelines Diez, quien ocupa la posición 26 en el listado.

Directora general de El Globo, La Balance y El Molino, de Grupo Bimbo, y egresada de la licenciatura en Marketing del Tec de Monterrey, Diez refiere que es importante en el trabajo tener las prioridades muy claras.

Es importante “Escuchar (mucho) y entender antes de actuar”, dice Angelines Diez en comentarios escritos para TecReview.

Expansión publicó recientemente su listado anual de las 100 mujeres más importantes en el mundo de los negocios, en el que considera variables como nivel jerárquico y valor del puesto de las ejecutivas.

“Hay veces que no te sientes 100% segura”, coincide Liliana Cabeza, directora comercial de Philip Morris.

Pero “cuando me dan una nueva asignación, me pongo a estudiar, a aprender y trato de entregar resultados rápido”, explica Cabeza, quien ocupa la posición 82 en el listado de la revista Expansión.

Al ser cuestionada sobre su estrategia para ser una de las mujeres más poderosas de los negocios, recomienda primero plantearse bien qué se quiere y hacia dónde quieres llevar tu vida.

Equipos fuertes

Las mujeres más poderosas logran su posición apoyándose también en equipos de trabajo con diversas fortalezas.

Para Angelines Diez, el trabajo en equipo es primordial para llevar por el mejor rumbo la dirección de Bimbo que tiene a su cargo.

Angélica Garza, Vicepresidenta ejecutiva de Recursos Humanos de Grupo Aeroméxico, y 44 en el ranking de las mujeres más poderosas, comparte por su lado que es esencial tener a la mejor gente.

“Profesionales con mejores capacidades que yo, con talentos únicos, motivados y apasionados por el cambio y la mejora”, comenta la egresada de la licenciatura en Psicología Organizacional, del Tec de Monterrey.

Al preguntarle qué hizo para ser de las mujeres más poderosas, dijo: “Hacer lo que me apasiona: cuando he decidido trabajar en una empresa, nunca ha sido por dinero, ha sido por el reto y el proyecto a desarrollar”.

Laura Castro, y directora de Finanzas para México, Caribe y Centroamérica en Ford de México, refiere que es una líder acostumbrada a promover la participación, lo que la hizo llegar al listado de las 100 más poderosas.

“Cuando me asignaron mi primer puesto de liderazgo, entendí que para destacar necesitaba rodearme de aliados que me ayudaran a exaltar mis habilidades y me hicieran ver mis áreas de oportunidad y cómo sobreponerme a ellas”, dice.

Egresada de la licenciatura en Administración Financiera del Tec de Monterrey, Laura Castro cuenta que desde que inició su carrera tuvo claro que para destacar tenía que desempeñar los roles a su cargo sin miedo, confiando en sus conocimientos y capacidades. “Esto te hace sentir más cómodo al momento de definir planes estratégicos, proponer nuevos modelos de negocio, o bien imponer normas y procedimientos internos”, comenta.

Complicaciones y aprendizaje

Las mujeres más poderosas han encontrado una recompensa tras aceptar desafíos.

Tere Cid, Directora de Comunicación y Relaciones Públicas de General Motors de México, dice que lo más difícil en su carrera ha sido continuar retándose cuando siente que está en una zona de confort.

“A veces es más fácil seguir haciendo las cosas de siempre, pero innovar siempre me ha traído buenas experiencias y aprendizajes”, comenta Cid, quien ocupa la posición 63 en el ranking de las mujeres poderosas, y es egresada de la licenciatura en Ciencias de la Comunicación por el Tec de Monterrey.

En su caso, Liliana Cabeza cuenta que una de las mayores complicaciones que ha enfrentado en su carrera profesional fue cuando debió tomar la decisión de irse a República Dominicana con sus 3 hijos. “Fue como el parteaguas de la parte personal y profesional, fue la parte más difícil de mi vida, y me dio mucho aprendizaje”.

 

 

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre