iStock

Las prioridades de los millennials han cambiado. Hoy, estos adultos jóvenes tienen un nuevo objetivo en mente: tener su propio hogar, de acuerdo con un reciente estudio realizado en Estados Unidos por Bank of America.

“Los millennials están redefiniendo sus prioridades de vida, ubicando la propiedad de vivienda por encima de otros hitos clave, incluido el matrimonio”, dice al respecto Steve Boland, director ejecutivo de Créditos al Consumidor de tal firma. Este grupo “asimila la propiedad de vivienda con el éxito personal y financiero”, agrega el directivo durante el Schneider Innovation Summit North America que se lleva a cabo en Atlanta, Georgia.

La meta de tener su propio techo (72%) es solo superada por la de jubilarse (80%), de acuerdo con la reciente investigación de Bank of America, y se ubica en una prioridad más alta que casarse o comenzar un familia.

Puedes leer: Los cinco aspectos laborales que más valoran los millenials

Al respecto, Richard Korthauer, vicepresidente de distribución en Schneider Electric, recuerda que hasta hace poco se pensaba que el impacto de esta generación en el sector inmobiliario era negativo pero, trabajos como este, han demostrado que ocurre lo contrario.

Jacob Atalla, vicepresidente de iniciativas sustentables en la empresa estadounidense de construcción de viviendas KB Home, coincide. “Hoy vemos una alta demanda por parte de los millennials. Solíamos escuchar que estaban frenando el sector pero hoy los vemos hacer lo mismo que sus padres: buscan tener su propia casa. Ya sea solteros, en pareja o iniciando una familia, estos adultos jóvenes quieren tener un techo”, asegura.

Sin embargo, Atalla aclara que esto no significa que los compradores de vivienda no hayan cambiado.”Junto con el entorno, los compradores de casas han evolucionado”.

Casas inteligentes y sustentables

“Lo que vemos es que los millennials están en busca de hogares energéticamente eficientes e inteligentes”, asegura el especialista de KB Home, quién aclara que ambas características van de la mano, ya que para poder gestionar y optimizar el consumo energético se requiere de tecnología, y para que la tecnología funcione necesita de un uso responsable pero eficaz de la energía.

Brad Conlon, vicepresidente de cuentas nacionales en la constructora estadounidense de viviendas DR Horton, agrega que “en algún momento pasamos de comprar automóviles con ventanas que se subían o bajaban manualmente a comprar vehículos con ventanas automáticas. Hoy, si rentamos o compramos un coche y sus ventanas no suben o bajan apretando un botón, nos enojamos. Estamos ante algo similar en materia de vivienda”.

Lee: Emprendedores diseñan algoritmo que encuentra la mejor casa para vivir

Para Conlon, esta es una forma de explicar la relación de los compradores de hogares actuales con la tecnología y la sustentabilidad, los clientes esperan que su próxima casa cuente con estas amenidades y se sorprenden si no cuenta con ellas.

“Y no se trata necesariamente de tener refrigeradores con pantallas. Una casa verdaderamente inteligente y sustentable no necesita este tipo de cosas, sino sistemas capaces de anticipar las necesidades y deseos del usuario, así como de identificar cuánta electricidad consume el tostador, la secadora o cada uno de los aires acondicionados de un hogar para darle el poder al usuario de decidir cómo utilizar esa energía”, añade Conlon.

Los expertos concluyen que, ante el contexto actual, en el sector inmobiliario la mejor manera de destacar es ofreciendo hogares verdaderamente inteligentes.

También puedes leer:

Los cinco aspectos laborales que más valoran los millenials

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre