Mario Molina fue el ganador del Premio Nobel de Química en 1995 tras ser uno de los pioneros en establecer la relación entre el agujero de ozono y los compuestos de cloro y bromuro en la estratósfera. Gracias a su trabajo, se pudo concientizar acerca de la amenaza que representa el agujero en la capa de ozono en la Antártida. (Foto : Brian Snyder / AFP)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre