¿Son los cigarros light menos dañinos?
iStock

(AFP) – De los fumadores que cambiaron los cigarros comunes por los light en 2009, 51% lo hizo pensando que estos son menos nocivos, de acuerdo con un estudio publicado por la Universidad de Pittsburg. Desafortunadamente, este no es el caso.

Resulta que, por el contrario, este tipo de cigarrillos es más peligroso para la salud que el normal e, incluso, ha contribuido al fuerte aumento del cáncer de pulmón que provoca adenocarcinoma pulmonar.

Así lo advirtió este 22 de mayo un grupo de expertos que, repartido en cinco centros de investigación sobre el cáncer en Estados Unidos, se dedicó a estudiar este producto de tabaco. Los científicos concluyeron que los cigarros light, que tienen filtros agujereados, son los responsables del incremento de este padecimiento, el más común entre los fumadores.

De hecho, “la frecuencia de otros tipos de tumores pulmonares ha disminuido”, explican, mientras que los casos de adenocarcinoma pulmonar son cada vez más frecuentes desde hace aproximadamente 50 años.

¿Por qué son peores los cigarros light?

Según el análisis de este equipo de especialistas, los cigarros light cuentan con agujeros de ventilación en sus filtros.

“Estos fueron diseñados para engañar a los fumadores y a los responsables de la salud pública”, asegura el doctor Peter Shields, director adjunto del Centro Oncológico Integral de la Universidad Estatal de Ohio, uno de los principales autores del estudio publicado en la revista del National Cancer Institute.

Los resultados de este trabajo “sugieren claramente una relación entre el número de agujeros agregados a los filtros y un incremento en las tasas de adenocarcinomas pulmonares”, agrega. Esto se debe a que los pequeños hoyos hacen que el usuario inhale más humo, con mayores tasas concentradas de carcinógenos y otras toxinas.

“Estos filtros modifican la combustión del tabaco, lo que produce más carcinógenos en forma de partículas finas que llegan a las partes más profundas de los pulmones, donde se desarrollan más a menudo los adenocarcinomas”, finalizó Shields.

Los investigadores piensan que estos resultados deberían conducir a que la agencia de Estados Unidos que supervisa los alimentos y medicamentos, la FDA, regulara o hasta prohibiera los filtros ventilados.

Además, consideran que son necesarias más pruebas para confirmar que la eliminación de los agujeros en los filtros no se traduciría en un aumento de la adicción a la nicotina o en una mayor exposición a los agentes tóxicos de los cigarrillos.

¿Qué sucede con los cigarros electrónicos? La respuesta aquí. 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre