Hace 50 años, los astronautas Buzz Aldrin, Michael Collins y Neil Armstrong despegaron de Florida e hicieron historia al ser los primeros humanos que visitar la Luna.

Ante este acontecimiento, la NASA temía que este trío de astronautas se enfrentará a ciertas circunstancias tras visitar el espacio.

Algunas de las preocupaciones se centraban en  el equipo utilizado para enviar a los astronautas, según Rod Pyle historiador espacial y autor del libro Primero en la Luna: la experiencia del 50 aniversario de Apolo 11, así lo explica sitio Gizmodo.

El autor señala que habían varias posibilidades de fallos como el lanzamiento de la atmósfera terrestre, la vestimenta de los astronautas o las elevadas temperaturas.

Una de las preocupaciones que resalta era el cohete para lanzar a los astronautas, ya que durante la misión Apolo 6, sin tripulación, el cohete había presentado varias fallas como fuertes y destructivas vibraciones, como consecuencia, algunas piezas de la máquina volaron.

Otro de los aspectos que preocupan eran la salud emocional de los astronautas, pues el haber estado en el espacio, no era nada común. 

El informe del gobierno estadounidense de 1975, detalla los aspectos médicos del programa, de acuerdo con el documento no se observaron problemas durante ninguna de las misiones de Apolo.

Por otra parte, con la finalidad de no arriesgarse y evitar que los los astronautas trasmitieran alguna bacteria del espacio, implementaron el protocolo de cuarentena justo cuando regresaron a la Tierra para que los astronautas estuvieran en observación.

CON INFORMACIÓN DE GIZMODO EN ESPAÑOL 

Te recomendamos: Con 82 años, la ‘computadora humana’ de la NASA todavía mira a las estrellas

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre