iStock

Los ‘workaholics’ son mejor conocidos  como aquellas personas que están obsesionadas con su trabajo, para quienes es lo más indispensable de su vida y es en lo primero que piensan por la mañana y lo último antes de dormir. Tu jefe podría ser uno de ellos y esto es lo que quiere que sepas:  

  1. Entiendo que tienes otros compromisos

Algunos son conocidos por convocar reuniones a la hora de salida de sus empleados, sin importar que haya terminado el día. No obstante, alguno jefes tratan de llevar una vida laboral más flexible para pasar más tiempo con familia y amigos.

  1. Siento una presión adicional

Ser el jefe significa no solo ejecutar una visión y un propósito, sino también apoyar a un equipo de personas que confían en ti para recibir un cheque de pago.

No obstante, estar al mando puede ocasionar una vida solitaria, ya que se cancelan eventos o reuniones y se renuncia a cosas personales para asegurarse de que se está trabajando y abordando los elementos que necesitan atención, enfoque y dirección.

Lee: Google lanza plataforma web para los trabajos del futuro

3.No espero que vayas a mi ritmo

Laborar de 10 a 12 horas al día durante la semana es algo típico para algunos patrones y el trabajo a menudo se mezcla con su vida personal.

Por ello, aconsejan a sus empleados que no deben intentar seguir su ritmo de trabajo, pues les podría ocasionar problemas personales.

  1. Habrá ocasiones en las que necesitará que trabajes más allá de 9 a 5 pm

Hay quien considera que para cumplir las fechas de entrega, en ocasiones se debe trabajar hasta muy tarde o inclusive los fines de semana, pues si hay una crisis se necesitará que sus empleados estén ahí sin importar fecha y hora.

  1. No es necesario que estés en tu escritorio todo el tiempo

Dónde trabajas no es realmente importante para algunos jefes siempre y cuando entregues resultados. Hoy en día se realiza mucho la práctica de ‘home office’, la cual se ha comprobado que puede beneficiar a empleados y jefes.

Podría interesarte: Por qué no deberías ofrecer ayuda a tus compañeros de trabajo

  1. Si estás fuera de horario laboral no espera una respuesta segura de tu parte

Para algunos jefes, el fin de semana es ideal para prepararse para la semana venidera, por lo que deciden enviar correos o mensajes a sus empleados. Sin embargo, tienen claro que al no ser un día laboral no es obligatorio responderles al momento.

  1. Estar en la oficina 24/7 no los impresiona

Pasar largas horas en la oficina no siempre impresiona a los que están a cargo, pues es algo que ellos realizan frecuentemente. Incluso algunos consideran que puedes pasar todo el día en la oficina y no hacer un trabajo correcto.

  1. Se preocupan porque trabajas mucho

Las jornadas hasta tarde habituales en la oficina. Correos electrónicos que se envían a todas horas. Todas estas son señales de advertencia de que un empleado podría estar trabajando demasiado y podría estar en riesgo de agotamiento, aunque al final del día te lo van a agradecer.

CON INFORMACIÓN DE CNN

TE RECOMENDAMOS:

Las claves para tener el trabajo de tus sueños están en la infancia

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre