Las redes sociales son tu aliado en el desarrollo profesional

Un buen manejo de tu contenido en redes sociales puede ayudar a que tus empleadores vean tus facetas fuera del trabajo y te comprendan mejor.

iStock

Por Liliana Corona

Aunque hemos visto casos desafortunados de personas que pierden su empleo por publicar algún comentario polémico en sus redes sociales, Brad Warga, asesor de liderazgo, está convencido de que puedes usarlas a tu favor y que las empresas pueden aprender mucho de lo que publicas para mejorar su relación.

En el encuentro 80 Líderes de RH, Warga, socio de Heidrick & Struggles –firma internacional de búsqueda de ejecutivos de alto rango-, dijo que a través de las publicaciones de los empleados, su nivel de compromiso y los sentimientos de los empleados, pueden encontrar tendencias positivas o negativas entre los miembros de la empresa.

“Linkedin (…) de hecho puede ver la tendencia de sentimiento y ver quién está buscando un trabajo -es como tener un espía gigante- y quién está actualizando su perfil de LinkedIn, eso quiere decir que esas personas están listas para tener una entrevista (de búsqueda de empleo)”, dice el especialista en recursos humanos. “Hay muchas formas en las que la tecnología nos puede dar señales de alerta, probablemente no lo puedes hacer con todos tus empleados pero lo puedes hacer con aquellos que tengan alto potencial”, agrega Warga.

En entrevista con Tec Review, Warga destaca que la importancia de una buena selección de recursos humanos es que las compañías buscan talento ‘top’ y quieren retenerlo para ser exitosas. “Las generaciones jóvenes están más cómodas presentándose como son, poniendo todo (en redes sociales) y decirle a una compañía ‘si quieres contratarme, este es quien soy. Así que puedes tomar la decisión de contratarme o no’”, señala el especialista.

Lee: Artistas digitales comparten cómo aprovechar sus habilidades suaves en la industria

Una parte de ‘presentarse’ con la compañía a través de redes sociales es que facilita a los empleados que sus contratantes los conozcan como una persona completa, es decir, como alguien que se preocupa por su trabajo pero también de su familia, amigos y actividades que disfrutan en el día a día. Que el empleador conozca mejor la vida del empleado puede ayudar a darle flexibilidad para que cumpla con otros roles, como la paternidad, por ejemplo.

“Tengo tres niños, salgo del trabajo a las 5:30 de la tarde y mucha gente que no tiene hijos trabaja hasta las 10 de la noche y no me voy a disculpar por eso; tengo hijos y quiero pasar tiempo con ellos y puedo trabajar más temprano por la mañana o trabajar hasta tarde cuando mis hijos se van a dormir. No voy a ocultar eso a mi empleador, esta es mi vida y creo que hay más aceptación de las diferencias entre la vida de cada uno”, dice Warga respecto a la utilidad de la información en redes sociales.

Todos bajo la lupa

Warga reconoce que saber tanto del empleado gracias a las redes sociales puede parecer un poco “espeluznante”, sin embargo, es una realidad que los reclutadores de las empresas ya saben todo de ti cuando aceptan una entrevista laboral contigo.

“¿Tus reclutadores vieron todas tus redes sociales antes de contratarte? Definitivamente. Si estás preocupado por eso, deberías pensar antes de crear contenido para tus redes sociales porque es público. Y no solo eso, es tu reputación porque en el mundo de los negocios todos están conectados”, advierte Warga.

A un empleador le basta hacer una llamada a alguno de sus colegas que estén conectados contigo a través de redes sociales para saber cómo fue tu desempeño y actitud en un trabajo anterior. Y la información que se obtenga, aunque no será una referencia oficial, la obtendrán de alguien en quien confían.

Con su experiencia en el reclutamiento para consultoras internacionales como Ernst & Young, Sapient Corporation y Salesforce, entre otras empresas, Warga también destaca que el beneficio de la transparencia no solo es para que las empresas sepan más de los empleados sino que las empresas también están bajo la mirada del público.

“Si el director general hace algo mal, lo van a despedir; tenemos el movimiento Me Too (de denuncia por acoso sexual en el trabajo), (se vigila) el comportamiento sin ética en transacciones financieras, hay transparencia completa en los equipos ejecutivos, desde puertas de cristal hasta calificaciones de directores generales. Esto va para ambas partes”, dice el especialista.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre