iStock

De acuerdo con el Worldwide Air Quality, que se basa en el Índice de la Calidad del Aire (AQI), México se posiciona en el segundo lugar de los aires más contaminados en el mundo. 

La mala calidad del aire se debe a la concentración las partículas suspendidas (PM por sus siglas en inglés), éstas son cuerpos sólidos o líquidos que se encuentran expandidos en la atmósferas, los cuales tienen diferentes repercusiones en el medioambiente y la salud humana. 

Se trata de una medida representativa de la contaminación del aire, las partículas suspensivas PM2.5 son consideras como el contaminante con mayor impacto en la salud.

Una característica clave de las partículas suspendidas es su tamaño, ya que mientras más pequeño sea su diámetro aerodinámico mayor será su capacidad de penetrar a áreas más profundas del sistema respiratorio, así lo destaca un documento del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático de México (INECC).

Las PM10 son de diámetro menor o igual a 10 micrómetros, que son consideradas como partículas finas; y las PM2.5 son de diámetro menor o igual a 2.5 micrómetros, es decir, partículas ultrafinas.

Son emitidas por las actividades humanas o se pueden formar en la atmósfera por reacciones químicas y son las más dañinas, pues pueden atravesar la barrera pulmonar y entrar en el sistema sanguíneo.

Los componentes mayoritarios de las partículas suspendidas son sulfatos, nitratos, amonio, sodio y cloro, carbón elemental, carbón orgánico, componentes minerales y agua, mientras que sus compuestos minoritarios son los elementos traza como el plomo, cadmio, mercurio, níquel, cromo, zinc, magnesio y los orgánicos traza como hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP) y alifáticos, los aldehídos, los ácidos
carboxílicos y las cetonas. 

Los grupos más vulnerables a las partículas son los niños y los adultos mayores.

Recomendaciones

La Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) recomienda evitar las actividades al aire libre, permanecer en interiores, con las ventanas y puertas cerradas, no usar de lentes de contacto, no cocinar alimentos con leña, carbón y gas, evitar incendios forestales, así como fumar y no encender velas e inciensos.

Si deseas monitorear la calidad del aire de tu alcaldía, puedes descargar la aplicación Aire, disponible para Android y iOS.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Ingrese su nombre